Saltar al contenido principal

Siria: otra victoria militar de Bashar al Asad

Un niño mira por la ventanilla de un autobús al llegar a Hama desde Deraa, Siria, el 21 de julio de 2018.
Un niño mira por la ventanilla de un autobús al llegar a Hama desde Deraa, Siria, el 21 de julio de 2018. Khalil Ashawi / Reuters

La ofensiva del Gobierno sirio apoyado por Rusia tuvo otra importante victoria, luego de que los rebeldes decidieran evacuar la zona junto a sus familias.

ANUNCIOS

Ante la inminente llegada de las tropas de Bashar al Asad, apoyadas por Rusia, los rebeldes opositores de la provincia de Al Quneitra aceptaron evacuar la zona y, con ayuda de varias ONG locales, trasladarse hacia el norte, donde todavía controlan partes importantes de Siria.

Más de 2.500 personas, entre combatientes y familiares, huyeron en decenas de autobuses y a través del territorio controlado por el Gobierno sirio. Mahmud Al-Zogbi, uno de los desplazados, dijo a Reuters: “Huimos del bombardeo y la fuerte ofensiva del régimen y las fuerzas rusas… el viaje fue muy difícil”.

La evacuación fue permitida después de que oficiales rusos acordaron con los rebeldes un corredor seguro para quienes se opongan al Gobierno de Al Asad.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, organización civil con base en Londres, informó que el primer convoy que alcanzó Morek llegó con más de 2.000 personas. De ahí serían transferidos a campos de refugiados temporales en el norte del país. El director del organismo, Rami Abdel Rahman, dijo que se espera la llegada de “una segunda ola de evacuados desde Quneitra”.

Las fuerzas sirias lanzaron una ofensiva el 19 de junio, orientada a Deraa, la provincia donde empezaron las protestas antigubernamentales en 2011 y cuya represión desató la guerra civil. La estrategia que ha permitido el rápido avance ha sido una mezcla de fuertes ataques militares y rendimientos negociados con los rebeldes. Según el presidente Bashar Al Asad, sus fuerzas ya capturaron el 90% de la provincia.

El Observatorio registró en las últimas horas un bombardeo "histérico" de más de casi un millar de bombas y barriles explosivos contra las localidades de Hit, Tasil, Saheb al Golan, Al Shayara y algunas otras. Unos bombardeos que al menos, de la noche del viernes al sábado ha causado la muerte de 32 personas (entre ellas niños y mujeres) en Hit y Tasil.

La guerra, que ya va por su séptimo año, ha dejado más de 350.000 personas muertas y millones de desplazados. Las negociaciones en bloque con la oposición no avanzan y el conflicto todavía está lejos de su fin. En el norte los rebeldes opositores a Al Asad, apoyados por Estados Unidos, todavía controlan gran parte del país.

Con AFP y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.