Saltar al contenido principal

La nueva Constitución cubana busca construir el socialismo, en lugar del comunismo

La gente camina frente a la capital de Cuba, o El Capitolio, en La Habana, Cuba, 21 de julio de 2018
La gente camina frente a la capital de Cuba, o El Capitolio, en La Habana, Cuba, 21 de julio de 2018 Stringer / Reuters

Un borrador de la nueva Constitución mantiene al partido Comunista como la principal fuerza, pero advierte varios cambios importantes a la Carta Magna del 76.

Anuncios

Se respiran vientos de cambio en La Habana pues Cuba reemplazaría su Constitución de la era soviética por una nueva que implementa importantes transformaciones económicas y políticas. La más significativa: en algunos casos reconocerá la propiedad privada.

Y no es un tema menor para la isla, que ha vivido los embates del bloqueo económico estadounidense y es uno de los pocos regímenes en el mundo que se resiste al capitalismo. La nueva Constitución, sin embargo, reconocería algo que ya sucede en el país caribeño: el florecimiento de microempresas que han surgido luego de algunas reformas de mercado.

La Carta Magna actual, que nació en plena era de la Guerra Fría, solo reconoce propiedades estatales, cooperativas y propiedad de agricultores y empresas conjuntas.

También se advierten algunos cambios en cuanto a la distribución del poder

El pasado mes de abril, el presidente Miguel Díaz-Canel recibió el poder de manos de Raúl Castro y por primera vez desde el triunfo de la revolución, alguien fuera de la familia Castro lidera políticamente la isla.

Bajo la nueva Constitución, el presidente no sería la cabeza del Consejo de Estado y de Ministros. En cambio, se crearía una nueva posición de primer ministro y el presidente de la Asamblea sería el líder del Consejo de Estado, el órgano más alto del poder ejecutivo en Cuba.

Además, la nueva Constitución cubana habla de socialismo antes que comunismo. Un cambio notable, que no es meramente semántico, sino que es la omisión de la cláusula en la antigua Constitución que hablaba de construir una “sociedad comunista”.

Cuba ahora anda otros pasos tras la caída de la Unión Soviética y busca, según Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional, construir un “socialismo sostenible” con propiedad privada.

El proyecto de Carta Magna incluiría las reformas que implantó Raúl Castro durante los últimos años de su Gobierno y que también buscan fortalecer la inversión extranjera “como un elemento importante del desarrollo.”

La nueva propuesta a debatirse en el parlamento, también concedería algunas aperturas liberales que han venido demandando grupos de derechos humanos de hace años. Una de ellos tiene que ver con reconocer y permitir el matrimonio igualitario.

Y aunque la Constitución regulariza cambios importantes en la isla, el ritmo de las reformas que se venían implantando desde los últimos años de Raúl Castro se ha desacelerado ante el temor de que fomenten la desigualdad o debiliten el control del estado.

El proyecto sería debatido por los diputados el lunes 23 de julio y de ser aprobado, sería refrendado en una consulta popular en la cual votarían todos los cubanos.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.