Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN FOCO

Francia ofrece alternativas distintas a la prisión para sus reclusos

Saber más

CULTURA

De 'Ella Poema', que es África hecha danza, al disco de Yoko Ono

Saber más

ESTO ES FRANCIA

Las erupciones del Pitón de la Fournaise siguen maravillando al mundo

Saber más

CULTURA

Los Cholos: "Visibilizamos la música tradicional que está viva"

Saber más

CULTURA

La guerra que arrasó con el arte de Mosul y Palmira

Saber más

Reino Unido rechazará la factura del Brexit sin un acuerdo comercial, dice ministro

© POOL/AFP | Dominic Raab, ministro británico para el Brexit, durante una conferencia de prensa en Bruselas el 19 de julio de 2018

LONDRES (AFP) - 

Reino Unido solo pagará la factura de la salida de la Unión Europea si esta acepta el marco para un futuro acuerdo comercial, advirtió el nuevo ministro británico para el Brexit en una entrevista que se publica el domingo.

"El Artículo 50 requiere [...] que haya un marco futuro para nuestra nueva relación", dijo Dominic Raab al Sunday Telegraph, haciendo referencia al artículo del Tratado de la Unión Europea que estipula la salida de un país del bloque.

"No puede ser que un lado cumpla su parte del trato y el otro no, o que vaya lentamente, o que no se comprometa", consideró Raab. "Así que creo que necesitamos asegurarnos de que hay alguna condicionalidad entre los dos".

Raab remplazó como ministro para el Brexit a David Davis, quien renunció al cargo a principios de mes por su desacuerdo con el gobierno británico en las negociaciones sobre la salida de la Unión Europea (UE).

Hasta ahora, el gobierno británico envió señales confusas sobre la cuestión de la factura del divorcio de Reino Unido con la UE.

La primera ministra británica, Theresa May, acordó en diciembre un acuerdo financiero de entre 35.000 y 39.000 millones de libras (46.000-51.000 millones de dólares; 39.000-44.000 millones de euros) que según los ministros dependía de los futuros vínculos comerciales.

Pero algunos miembros del Ejecutivo expresaron después sus dudas al respecto.

El ministro de Finanzas, Philip Hammond, dijo poco después que le parecía "inconcebible" que Reino Unido no pagara su factura, lo que describió como un "escenario no creíble".

La salida de Reino Unido de la UE está prevista a finales de marzo de 2019, pero las dos partes quieren alcanzar un acuerdo de divorcio para octubre, de manera que los parlamentos británico y europeo dispongan de suficiente tiempo para dar su visto bueno.

Raab se reunió por primera vez con el negociador europeo del Brexit, Michel Barnier, el viernes. El representante europeo señaló que la prioridad de las negociaciones debería ser finalizar el acuerdo sobre la salida de la UE.

Si el gobierno británico mantiene una postura duda en la cuestión financiera, esto podría complicar el avance de las negociaciones.

Los planes de May, desvelados a inicios de julio, plantean una asociación aduanera para bienes y un reglamento común con la UE. El plan ha sido muy criticado en Reino Unido, incluso entre miembros de su Ejecutivo y de su partido conservador.

Además de Davis, Boris Johnson también renunció a su cargo de ministro de Relaciones Exteriores en oposición al acuerdo.

© 2018 AFP