Cientos de refugiados sirios abandonan Líbano para volver a sus casas

Anuncios

Aarsal (Liban) (AFP)

Unos 850 refugiados sirios abandonaron Líbano este lunes para regresar a su país, después de que el gobierno de Beirut convirtiese en una prioridad estas partidas organizadas en coordinación con las autoridades de Damasco.

En Siria, los combates terminaron en algunos sectores reconquistados por el régimen de Bashar al Asad y el vecino Líbano estima que ha llegado la hora del retorno para los cerca de 1,5 millones de refugiados que se habían instalado en su territorio para huir de la guerra que asola su país desde 2011.

Las salidas de este lunes fueron las más numerosas organizadas hasta ahora en Líbano. Tuvieron lugar en la localidad de Aarsal, en el este del país, muy cerca de la frontera.

"La repatriación voluntaria de unos 850 refugiados sirios empezó" este lunes por la mañana, informó la agencia nacional libanesa ANI.

Antes de emprender camino, hombres, mujeres y niños de todas las edades se instalaron en coches, camionetas y tractores llevando consigo maletas, provisiones y a veces aves de corral, constató un fotógrafo de la AFP.

Las fuerzas de seguridad comprobaban los documentos de identidad de los refugiados que se disponían a regresar a su país, precisó.

La agencia oficial siria Sana confirmó las primeras llegadas, precisando que "cientos de sirios llegados de territorio libanés" iban a volver a sus hogares en la región de Qalamun, cerca de Damasco.

En los últimos meses, más de 800 refugiados sirios en Líbano ya regresaron a sus hogares con ocasión de partidas similares, organizadas en varias ocasiones.

Líbano, con una población local de 4,5 millones de habitantes, acoge a cerca de 1,5 de millones de refugiados sirios, un millón de los cuales están inscritos ante la ONU.