Saltar al contenido principal

Indígenas denuncian incumplimiento de Perú de normas de TLC con EEUU

Anuncios

Lima (AFP)

Indígenas peruanos denunciaron en Washington que su país vulnera el tratado de libre comercio (TLC) con Estados Unidos con un ley que, sostienen, incumple estándares ambientales y facilita invasiones a sus tierras ancestrales.

La queja fue presentada hace unos días ante la Secretaria Sobre Asuntos de Cumplimiento Ambiental del TLC, con sede en la OEA en Washington, denunciado que esta ley peruana infringe las normas del tratado, en vigor desde el 1 de febrero de 2009.

"Queremos que se derogue porque pone en peligro a los pueblos de la Amazonía", dijo a la AFP Julio Cusurichi, presidente de la Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes, que agrupa a las 31 comunidades indígenas del departamento de Madre de Dios, fronterizo con Brasil.

La polémica ley 30.723 declara de prioridad nacional la construcción de una carretera y el mantenimiento de caminos de tierra en Ucayali, el vecino departamento amazónico también fronterizo con Brasil.

"Al propiciar la construcción de carreteras (la ley) vulnera los derechos de los pueblos, pone en riesgo seis áreas naturales protegidas, cuatro reservas donde viven indígenas en aislamiento voluntario", aseguró Cusurichi.

El Congreso promulgó esta norma el 15 de enero pasado. Aunque no contó con el visto bueno del Ejecutivo, se convirtió automáticamente en ley al ser ratificada en segunda votación por el Legislativo.

- Deforestación y minería ilegal -

La ley dirigida a Ucayali afectará a Madre Dios "porque esas vías alentarán las migraciones del narcotráfico, tala, minería ilegal, tráfico de tierras y se extenderá por las regiones vecinas", afirmó el dirigente.

"El impacto sería similar al que ocasionó la carretera Interoceánica en Madre de Dios. La deforestación creció por la minería ilegal, trajo la trata de personas, el sicariato, narcotráfico", dijo a la AFP Carlos Trinidad, de la ONG Sociedad Peruana de Derecho Ambiental.

Madre de Dios es epicentro de la minería ilegal en Perú. Allí la deforestación se triplicó, al pasar de 5.000 hectáreas anuales en 2001 a 17.000 en 2016, según el Programa Nacional de Conservación de Bosques del Ministerio del Ambiente.

"Esa ley afecta los TLC con Estados Unidos, Canadá, Unión Europea y Corea del Sur, porque en esos acuerdos Perú se comprometió a no promover el comercio ni la inversión que debilite o reduzca las protecciones contempladas en la legislación ambientales", sostuvo Trinidad.

Perú aceptó fomentar la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica, respetar y preservar el conocimiento tradicional de las comunidades indígenas, agregó.

- "Esa ley no es viable" -

Al negarse a respaldar la cuestionada ley, el gobierno peruano afirmó que "cualquier proyecto de infraestructura vial que pudiera afectar los derechos de las comunidades tendrá que analizarse en el marco de la Ley de la Consulta Previa a los Pueblos Indígenas u Originarios?.

"Se debe tener en cuenta que las reservas indígenas, y las zonas donde se encuentran los pueblos en situación de aislamiento y contacto inicial tiene un carácter intangible", añadió.

El ministerio de Cultura precisó que "esa ley no es viable" por los impactos negativos en zonas donde habitan pueblos indígenas de alta vulnerabilidad.

El papa Francisco también apoya a las comunidades, pues en su visita a Madre de Dios en enero, declaró: "la Amazonia es tierra disputada desde varios frentes: por una parte, el neo-extractivismo y la fuerte presión por grandes intereses económicos que dirigen su avidez sobre petróleo, gas, madera, oro, monocultivos agroindustriales".

- Infraestructura de Brasil -

Para los dirigentes hay alternativas que no han sido tomadas en cuenta, como aprovechar el sistema "multimodal" (fluvial, terrestre y aéreo) existente en el vecino Brasil para conectar Ucayali con el resto de Perú.

O aumentar las frecuencias de los "vuelos cívicos" entre Lima y la Amazonía que ofrecen las fuerzas armadas a precios módicos a esas comunidades, dijo Trinidad.

Los indígenas no se oponen a la construcción de carreteras que ayuden al desarrollo económico y social, pero con condiciones, aseguró Cusurichi.

"Avalamos la construcción de vías, pero respetando las reservas naturales, los pueblos en aislamiento y no afecte la biodiversidad, y con la participación de los pueblos indígenas", señaló.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.