Salud – fertilización en vitro

El cumpleaños del primer 'bebé probeta' marca el aniversario 40 de la fertilización in vitro

Louise Brown durante la inauguración de la nueva exposición del Museo de Ciencia de Londres el 23 de julio de 2018.
Louise Brown durante la inauguración de la nueva exposición del Museo de Ciencia de Londres el 23 de julio de 2018. Daniel Leal - Olivas / AFP

El cumpleaños de Louise Brown, la primera 'bebé probeta', marca el 40 aniversario de la fertilización in vitro, que permitió el nacimiento de más de ocho millones de niños desde 1978, según la Sociedad Europea de Reproducción y Embriología.

Anuncios

El 25 de julio de 1978 en el Reino Unido, John y Lesley Brown tuvieron a su hija, Louise. Ella es la primera bebé en nacer gracias a la fertilización in vitro. Los embriólogos Robert Edwards y Jean Purdy y el ginecólogo Patrick Steptoe son los pioneros que trabajaron sobre esta nueva tecnología con poco apoyo y sin la financiación del Medical Research Council, lograron crear una nueva manera de construir una familia.

Cuando Louise Brown celebró sus 10 años, más de 10.000 familias habían utilizado esta nueva tecnología. En 1990, la Human Fertilisation and Embryology Authority del Reino Unido creó normas de tratamiento para proteger la ética de esos nuevos avances. En 2010 el trabajo de Robert Edwards fue galardonado con el premio Nobel.

La fertilización in vitro (FIV) consiste en retirar un óvulo de la mujer y fecundarlo con un espermatozoide en un laboratorio, dejar que se divida durante unos 4 o 5 días y después implantarlo en el vientre de la madre para que crezca un bebé.

Louise Brown en el Oldham District General Hospital de Greater Manchester, el 26 de julio de 1978
Louise Brown en el Oldham District General Hospital de Greater Manchester, el 26 de julio de 1978 HO / FILES / AFP

En sus inicios muchos tenían sospechas sobre esa nueva tecnología y además miedo de que eso pudiera denigrar el valor de la vida humana. Líderes religiosos consideraban que era “moralmente incorrecto” y algunas autoridades del Gobierno pensaban que era más importante limitar la fertilidad que curar la infertilidad.

La familia Brown recibió numerosas cartas de odio después del nacimiento de Louise, como una destinada directamente a la bebé que contenía un tubo de ensayo con un embrión falso y sangre. Hoy Louise Brown explica que “es una reacción natural frente a algo de desconocido. Nadie lo había logrado antes (…) hoy espero que estas organizaciones religiosas hayan visto todo el bien que ha creado”.

Las posibilidades para los bebés del futuro

El Museo de Ciencia de Londres inauguró en julio de este año, con la presencia de Brown, una nueva exposición sobre la FIV que muestra desde los primeros intentos hasta las últimas tecnologías de hoy. Yacoub Khalaf, profesor de medicina reproductiva y cirugía en el Guy’s Hospital en Londres, asegura que esto es simplemente el principio.

Los avances en la FIV “podrían permitir el descubrimiento de algunos de los misterios de la biología y esas informaciones podrían conducir a avances científicos que podrían ayudar familias en nuevas dimensiones (…) creo que el nuevo paso que estamos esperando es cuando la ciencia nos permita crear óvulos y espermatozoides artificiales”, dijo el experto.

El año pasado, científicos en Estados Unidos han editado los genes de embriones humanos. Eso es un nuevo paso que podría ayudar a eliminar algunas enfermedades hereditarias, aunque el método ha tenido algunas controversias.

Por su parte, Louise Brown piensa que “si es por razones médicas, es excelente”.

En Reino Unido, solo un ciclo de fertilización in vitro cuesta hasta 3.000 libras esterlinas

Sin embargo, hoy en día la fertilización in vitro tiene solo una tasa de éxito de 30%. Emma Lake es una de las mujeres que no resultó afortunada. Ella ha intentado numerosos ciclos de FIV entre 2015 y 2017 que no fueron exitosos por causa de sus condiciones médicas. Ahora ha aceptado que ella y su esposo no van a tener hijos pero admite que “es difícil lidiar con esto”.

Otro problema que concierne a la fertilización in vitro es el costo. Muchas mujeres en el Reino Unido no pueden hacer más de uno o dos ciclos de FIV que pueden costar hasta 3.000 libras inglesas (aproximadamente menos de 4.000 dólares estadounidenses).

Louise Brown ha declarado que el tratamiento FIV debería ser una opción para todas las mujeres que quieren tenerlo. “Eso es lo que Bob, Patrick y Jean han intentado hacer. En realidad, supongo que no es posible pero sería bueno si todos los que lo necesitan pudieran utilizarlo”.

Con AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24