Saltar al contenido principal

Chile: antiguas monjas denuncian abusos sexuales continuos por parte de sacerdotes

Un hombre camina frente a uno de los altares de la Catedral Metropolitana de Santiago, en mayo de 2018.
Un hombre camina frente a uno de los altares de la Catedral Metropolitana de Santiago, en mayo de 2018. Claudio Reyes / AFP

Las mujeres hacían parte de la congregación ‘Hermanas del Buen Samaritano’, ubicada en la región de Maule y, de acuerdo con sus afirmaciones, nadie dentro de la Iglesia tomó medidas cuando denunciaron los hechos.

ANUNCIOS

Otro escándalo golpea a la Iglesia católica chilena. Varias religiosas que tuvieron que abandonar los hábitos denunciaron que fueron abusadas sexualmente por parte de sacerdotes “por años”.

Las mujeres hacían parte de la congregación ‘Hermanas del Buen Samaritano’, ubicada en la región de Maule y, de acuerdo con sus afirmaciones, nadie dentro de la Iglesia tomó medidas cuando denunciaron los hechos.

De hecho, puntualizan que cuando revelaron los abusos a sus superioras, fueron castigadas y expulsadas de la congregación sin compensación.

El caso fue revelado en el programa investigativo ‘Informe Especial’ de la red pública de televisión chilena TVN y las entonces religiosas aseguran que también fueron víctimas de abusos laborales dentro del convento en el que vivían.

Una de las víctimas, Yolanda Tondreaux, indicó que, en cuanto se unió a la congregación, "un sacerdote se me acercó, me tocó el pecho y me dio besos en la cara llegando hasta los labios".

“Me manoseó. Me dio asco", añadió la mujer que además reveló que denunció el hecho ante la madre superiora, Patricia Ibarra, quien la trató de "mentirosa" y le ordenó confesarse con el sacerdote que había denunciado.

Asimismo, señaló que "las chicas jóvenes se fueron del convento por lo mismo, porque habían curas que las manoseaban" y resaltó que fue expulsada junto con otras 22 religiosas sin ninguna compensación económica por los abusos mientras que a sacerdotes que fueron denunciados les entregaron cheques de alrededor de 30.000 dólares.

Eliana Macías, otra de las denunciantes, dijo que tuvo que vivir y presenciar abusos a otras religiosas. Por ejemplo, indicó que vio a un sacerdote cuando entraba a las habitaciones de las monjas "para realizar actos impropios o para verlas sin ropa".

De igual forma, resaltó que el hombre "decía que nunca había visto una mujer desnuda, que por eso lo hacía. El cura también iba al patio y se desnudaba. Lo sabía la madre superiora. A mí me daba asco, repugnancia".

También habló en el programa Consuelo Gómez, también monja de la misma congregación entre 1998 y 2017, que el pasado mayo denunció haber sido abusada por sacerdotes en Chile y por otra religiosa de la misma orden en España, donde estuvo durante un tiempo.

Las mujeres aseguraron que declararon en enero pasado ante el arzobispo Charles Scicluna, enviado del papa Francisco, pero destacaron que, hasta el momento, no han recibido confirmación de que la denuncia haya tenido algún avance.

El caso se conoce precisamente cuando la Fiscalía de Chile anunció que 158 personas relacionadas con el clero fueron o están siendo investigadas desde el año 2000 por su presunta implicación en casos de abusos sexuales contra 266 víctimas, 178 de ellas menores de edad.

Con EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.