Saltar al contenido principal

Grecia: Mati, entre el mar y las cenizas

Una vista aérea de las casas y árboles quemados tras el incendio en Mati, Grecia, el 25 de julio de 2018.
Una vista aérea de las casas y árboles quemados tras el incendio en Mati, Grecia, el 25 de julio de 2018. Reuters

Tras ser arrasada por un voraz incendio, esta población griega quedó convertida en un paraje costero cubierto de cenizas y recuerdos que arrastra la corriente.

Anuncios

En Mati hay más ceniza que arena. En esta población griega arrasada por las llamas, las olas blancas arrastran pedazos de escombros negros que flotan como cadáveres en la corriente. Aquí la muerte huele a humo y la vida solo se salva en el agua.

Desde hace tres días, el recuerdo de esta costa turística se cubrió de troncos calcinados y columnas de humo entre las cuales queda poco más que el dolor de quienes lo perdieron todo y además lloran a los más de 80 muertos que dejó el incendio.

Quienes no murieron están desaparecidos y son buscados a prisa por las autoridades, quienes no detienen los operativos de rastreo por agua y aire, con la esperanza de hayar entre las aguas a quienes no tuvieron otra opción más que lanzarse al mar.

Una vista aérea de las casas y árboles quemados tras el incendio en Mati, Grecia, el 25 de julio de 2018.
Una vista aérea de las casas y árboles quemados tras el incendio en Mati, Grecia, el 25 de julio de 2018. Reuters

Lonidas Leonidou de uno de los bomberos que atendió la emergencia. Tiene 59 años y, aunque hay visto cientos de incendios, asegura que este fue peculiar, que la velocidad con la que se propagaba el fuego era apabullante y que carcomía las raíces de los troncos y los tiraba al suelo sin alcanzar a quemarles la copa.

Leonidou y su equipo contaban con experiencia y agua, lo necesario para sofocar una tragedia como la de Mati. Sin embargo, eso no fue suficiente, por lo que él reconoce que a veces hay casos en los que no pueden reaccionar porque van "más allá de su poder".

La bruma roja que encendió Mati acabó con cerca de 300 viviendas, dejó heridas a cerca de 180 personas y acabó con la esperanza de esta comunidad que hoy vive entre el mar y las cenizas.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.