Saltar al contenido principal

El plan para un Brexit de May lastrado por Bruselas

Anuncios

Londres (AFP)

La primera ministra británica, Theresa May, está contra las cuerdas luego del rechazo de la Comisión Europea a las disposiciones clave de su plan para sacar al Reino Unido de la Unión Europea, lo que alimenta todo tipo de escenario catastrófico así como los pedidos de un segundo referendo.

Apenas logró May hacer aceptar su "plan de Chequers", una propuesta del ejecutivo británico para conservar una estrecha relación comercial con el continente tras el Brexit, luego de la renuncia de dos ministros pro-Brexit, el negociador europeo, Michel Barnier, la demolió rechazando el jueves su dispositivo clave: la solución imaginada por Londres para no crear una frontera entre Irlanda del Norte, provincia británica, y el resto de la isla, miembro de la Unión Europea.

La UE "no puede delegar, ni delegará la aplicación de su política y de sus reglas aduaneras" a un país de fuera del bloque, dijo Barnier, respondiendo así a la propuesta británica de un doble sistema de aranceles cobrados por cada uno en provecho del otro.

Al mismo tiempo, el exministro de Relaciones Exteriores Boris Johnson, defensor de un Brexit sin concesiones, llamaba a tirar a la basura el plan de Chequers, en un artículos publicado en el semanario Spectator.

Theresa May cree poder convencer a los otros 27 líderes de los miembros de la UE, por separado, y lanzó, con sus ministros, una serie de encuentros con dirigentes europeos. El viernes se reunió con el canciller austríaco, Sebastian Kurz, en Salzburgo, antes de un receso de 15 días.

Pero Barnier se adelantó a esos encuentros y aseguró que no cabía "ni una hoja de cigarrillo" entre él y los dirigentes de los 27 países de la UE en la conducción de las negociaciones.

El tiempo apremia, ya que se debe alcanzar un acuerdo en menos de tres meses, para la cumbre europea de mediados de octubre, luego de la cual se someterá un acuerdo a los parlamentos europeo y británico para aprobación, o no, ante la perspectiva de un Brexit fijado para el 29 de marzo de 2019.

- Falta de alimentos -

Para Michel Barnier la única manera de resolver el problema irlandés es que el Reino Unido permanezca en la Unión aduanera. Pero para los conservadores pro-Brexit, furiosos con que el gobierno se oriente hacia mantener estrechos vínculos con la UE en vez de una ruptura neta que les deje margen para negociar todo tipo de nuevos acuerdos comerciales, esta solución es inaceptable. May la excluyó hasta ahora.

El bloqueo sobre este punto crucial reforzó la hipótesis de una salida sin acuerdo, algo catastrófico para los sectores económicos y financieros británicos. Hipótesis acompañada además con sombrías predicciones, desde penurias de alimentos hasta embotellamientos gigantescos.

Anticipando problemas en las fronteras, Dominic Raab, ministro a cargo del Brexit, indicó esta semana que el gobierno buscaba "un aprovisionamiento en víveres suficiente" en caso de salida sin acuerdo, el país importa 40% de sus alimentos.

Los ministros planean también transformar un tramo de autopista en Kent (sureste de Inglaterra) en estacionamiento gigante para los camiones que pudiesen verse bloqueados en el paso del canal de la Mancha.

Otra hipótesis: un acuerdo "humillante" que hundiría al país en un "Weimar", el complicado periodo de la pos Primera Guerra Mundial en Alemania, según un editorialista del diario Guardian. Esto es un "país amargo, enojado, amenazado de divisiones y con problemas económicos (...) humillado y resentido", escribió el viernes Timothy Garton Ash, que pidió a la UE dar "una respuesta política, y no sólo burocrática" al Brexit.

Para evitar esos sombríos escenarios, el periódico eurófilo The Independent lanzó una petición a favor de un nuevo referendo, con la esperanza de anular el veredicto de la consulta del 23 de junio de 2016 que selló el destino del reino.

Ese escenario, excluido por el gobierno, gana terreno en la opinión, según un sondeo publicado el viernes en el Times, serían 42% los que estarían a favor de ello y 40% en contra.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.