Saltar al contenido principal

"Ha sido un poco agridulce", resume Quintana su participación en el Tour

Anuncios

Ezpeleta (Francia) (AFP)

Nairo Quintana terminará el domingo este Tour de Francia con una sensación "agridulce". Ganador de la etapa reina, el miércoles en los Pirineos, una caída le dejó varias heridas el jueves, lo que le impidió el viernes seguir a los favoritos en la última etapa de montaña.

"Ha sido un poco agridulce. Nos quedamos con lo bueno", afirmó el ciclista colombiano del Movistar, de 28 años, este sábado antes de disputar la penúltima etapa, la contrarreloj individual, sobre 31 km.

"Hemos ganado una de la etapas mas bonitas del Tour, con elegancia. Eso nos deja tranquilos y satisfechos. Nos quedan más años para seguir probando e intentando. Seguiremos ahí luchando", añadió Quintana, noveno en la general, a más de diez minutos del líder, el galés Geraint Thomas.

La victoria del miércoles en Saint Lary Soulan, muy montañosa pese a sus cortos 65 km, le permitió ascender a la quinta plaza.

Pero el viernes, dolorido por la caída del día anterior, no pudo seguir a los favoritos, con los que perdió contacto al inicio del último puerto, el Aubisque, para entrar a más de siete minutos del ganador, el esloveno Primoz Roglic, bajando a la novena posición.

Quintana se acordó este sábado de las heridas producidas el jueves en la decimoctava etapa, entre Trie sur Baise y Pau.

- Caída y resignación -

"La verdad es que las caídas le afectan a uno muchísimo. El viernes todo habría sido un poco diferente, por lo menos para haber llegado con ellos (con el resto de favoritos)", señaló.

"Cuando las cosas salen de esa manera, no hay nada más que hacer. Perdimos tiempo en la crono el primer día, y en otras etapas, lo que hizo que cada vez nos alejáramos más", explicó.

"Tuvimos esperanzas en un momento. Pero fue así. Me habría gustado mucho más porque para eso veníamos preparados. Pero ha salido así y nos vamos a quedar con lo bonito que pasamos", añadió, resignado.

Después de tres podios (dos veces segundo y uno tercero) en sus tres primeras participaciones en el Tour, en las dos últimas ediciones le ha ido peor, siendo duodécimo en 2017, al pagar tal vez el esfuerzo de haber corrido el Giro, y noveno en 2018.

Pese a todo, Quintana es optimista de cara al futuro en el Tour.

"Tenemos buena edad, tenemos maduración. Cada vez se aprende más y seguiremos preparados siempre a tope para buscar ese sueño (de ganar el Tour)", concluyó.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.