Saltar al contenido principal

Un tribunal egipcio condena a muerte a varias figuras de la Hermandad Musulmana

Policías sentados en la corte mientras se ve a los sospechosos detrás de una reja en El Cairo, Egipto. 28 de julio de 2018.
Policías sentados en la corte mientras se ve a los sospechosos detrás de una reja en El Cairo, Egipto. 28 de julio de 2018. Amr Abdallah Dalash / Reuters

Un tribunal egipcio condenó a muerte a 75 personas el sábado, incluidas las principales figuras del grupo de la Hermandad Musulmana, por su participación en un plantón de 2013, informaron los medios estatales.

Anuncios

El Tribunal Penal de El Cairo condenó a 75 acusados en una macrocausa en la que se acusa a 739 personas involucrados en un plantón pacífico que acabó en la masacre de la plaza cairota de Rabaa, en agosto de 2013, en la que murieron unos 600 islamistas por disparos de la policía. Según el Gobierno, 43 policías fueron asesinados.

Tras informar su decisión, la autoridad judicial remitió el fallo al Gran Mufti, la principal autoridad teológica del país que de acuerdo con la legislación egipcia debe emitir opinión sobre la determinación en casos de pena capital.

Aunque la decisión del Mufti no es vinculante, la formalidad brinda la oportunidad de que un juez revierta su decisión inicial.

Las sentencias están sujetas a apelación

Entre tanto, las sentencias pendientes para más de 660 personas también involucradas en el caso fueron programadas para el 8 de septiembre, informó el sitio web de noticias Al-Ahram. Esos casos también están sujetos a apelación.

Por ahora, de los 75 acusados que ya recibieron sentencia, 44 están encarcelados y 31 están prófugos. Entre los 739 acusados están incluidos el Líder Supremo de la Hermandad Musulmana, Mohammed Badie, y el fotoperiodista Mahmoud Abu Zeid, aunque ninguno de los dos recibió la pena de muerte; y es que los cargos del caso masivo van desde asesinatos hasta daño de la propiedad pública.

Más de 600 personas murieron en la plaza Rabaa de El Cairo en 2013

La sentada de 2013, en la plaza Rabaa al-Adawiya en El Cairo, apoyó al expresidente islamista y miembro de la Hermandad Musulmana, Mohammed Morsi, que fue derrocado militarmente tras las protestas masivas contra su gobierno de apenas un año.

La protesta fue violentamente dispersada el 14 de agosto de 2013 y más de 600 personas murieron. Meses después, Egipto denominó a la Hermandad como una organización terrorista.

Desde entonces, las autoridades egipcias han lanzado una severa ofensiva contra los miembros y seguidores de esta organización, deteniendo a muchos y acusándolos de cargos relacionados con terrorismo.

Los tribunales egipcios han celebrado juicios masivos y han dictado sentencias de muerte para cientos de personas, lo que ha provocado la condena internacional.

En 2014, un juez egipcio condenó a muerte a 529 seguidores de Morsi, aunque 492 de esas sentencias fueron luego sustituidas por cadena perpetua. Las condenas a muerte fueron confirmadas para los 37 restantes.

Los grupos de derechos humanos han criticado en repetidas ocasiones tales sentencias masivas en Egipto y han pedido a las autoridades que garanticen juicios justos. Algunos grupos de derechos internacionales también denunciaron el juicio masivo de la sentada de 2013. Amnistía Internacional lo describió en una declaración el mes pasado como una "parodia grotesca de la justicia" y pidió a las autoridades que retiren todos los cargos contra los arrestados que habían protestado de manera pacífica.

Con AP, Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.