Saltar al contenido principal

Trump declara el estado de emergencia en California por incendios forestales

Bomberos observan el humo provocado un incendio cerca de Idyllwild, California, el 27 de julio de 2018.
Bomberos observan el humo provocado un incendio cerca de Idyllwild, California, el 27 de julio de 2018. Grupo Coordinador Nacional de Incendios Forestales de Estados Unidos / EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró el estado de emergencia en California y ordenó al Gobierno federal prestar asistencia adicional por el incendio “Carr”, que ha arrasado más de 32.700 hectáreas.

Anuncios

Los bomberos no logran controlar el fuego. Se estima que, hasta el momento, solo se ha controlado un 5 % del incendio “Carr”, mientras este ha arrasado 32.700 hectáreas de bosque en del estado de California.

Ante la emergencia, el presidente Donald Trump autorizó al Departamento de Seguridad Nacional y a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) a "coordinar todos los esfuerzos en las tareas de socorro" con el objetivo de "aliviar" el sufrimiento de la población local.

Las autoridades han evacuado a al menos 38.000 personas y en el condado de Shasta, cuya ciudad principal, Redding, se encuentra 350 kilómetros al norte de San Francisco, las llamas han destruido 500 edificios.

Muchos habitantes todavía no aceptan la idea de haber perdido sus hogares. Gwen Oesh, vecina de Pine Cove, se lamenta mientras intenta contener las lágrimas: “no me había dado cuenta de cuánto significan mi hogar y mi comunidad para mí. Lo que está sucediendo aquí con toda la comunidad es como una especie de terapia”.

A pesar de todo, algunos vecinos, como Frank Fernández, no ven futuro en otra parte: “construiría todo de nuevo porque me gusta la comunidad, es una comunidad pequeña, no es una gran ciudad como Mammoth o Big Bear, es agradable, todos se conocen”.

Pero para otros es el momento de buscar un lugar más seguro: “veo que mucha gente aquí en California vuelve a construir. Yo no. Supongo que, en este punto, no estoy segura, pero no creo que reconstruya, creo que me iré. Algunos lugares son realmente peligrosos”, dijo Oesh.

El incendio comenzó el 23 de julio en el condado de Shasta, a unos 350 kilómetros de la ciudad San Francisco. Se espera que en los próximos días continúen las altas temperaturas, el ambiente seco y los vientos, factores que han propiciado la rápida propagación de las llamas.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.