Agresión - París

Joven es agredida al defenderse de su acosador en París

Momento en el que la joven recibe una bofetada tras defenderse de su acosador.
Momento en el que la joven recibe una bofetada tras defenderse de su acosador. Facebook / Marie Laguerre

Las cámaras de seguridad de un café parisino grabaron el momento en el que Marie Laguerre, una joven de 22 años, es abofeteada por un hombre que la había acosado minutos antes.

Anuncios

Marie Laguerre contó en su cuenta de Facebook que ese no era el primer "piropo" que se veía obligada a recibir durante el día. "Estaba cansada y decidí responderle", dijo. En el video se aprecia que la joven se cruza con su acosador quien le hace sonidos y muecas obscenas a lo que ella responde con un "cállate la boca".

El acosador no soportó verse rechazado y mientras se alejaba de Marie cogió un cenicero de la terraza y se lo lanzó. Ante esto, la joven le gritó aún con más fuerza y el acosador al verse expuesto decidió regresar hacia ella y darle una bofetada.

La reacción de los comensales no se hizo esperar, un hombre se levantó e intentó detener al agresor mientras que otros condenaron su actitud.

"Es hora de que termine este tipo de comportamiento"

Marie contó en su perfil de Facebook que después de la agresión fue a hacer la denuncia a la Policía y regresó al café para pedir los testimonios de las personas que vieron el hecho. Allí el gerente del establecimiento le ofreció las imágenes de seguridad que fueron rápidamente viralizadas.

Así fue la agresión a Marie Laguerre

"No puedo callar y no debemos callarnos", dijo Marie en el post donde cuenta la agresión.

La joven explicó que tiene lesiones en "el pómulo y en la mandíbula" y afirmó que estaba "sobrepasada por el alcance del video".

El gobierno francés anunció en marzo que el acoso sexual en las calles francesas o en el transporte público será castigado con una multa de 90 euros. Al anunciar la medida, un vocero del Gobierno citó una encuesta de 2016 que encontró que el 87 por ciento de las mujeres que usan el transporte público habían sufrido hostigamiento como silbidos o comentarios sobre su apariencia.

Solo el 2 por ciento de estas mujeres llegó a presentar una denuncia policial, aunque en más del 85 por ciento de los casos, al menos un testigo estuvo presente.

"El acoso es cotidiano. (...) es hora de que termine este tipo de comportamiento", reflexionó Marie.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24