El Witchurch High School, la fábrica de campeones de Gales

Anuncios

Londres (AFP)

Cuatro Ligas de Campeones, un Grand Slam de Rugby y ahora un Tour de Francia: la reputación de la Whitchurch High School de Gales como fábrica de futuros campeones sigue creciendo gracias al triunfo el domingo en París del ciclista Geraint Thomas.

Además del vencedor del Tour de Francia de ciclismo, por la mayor escuela secundaria pública de Gales también pasaron Sam Warburton, capitán del equipo que ganó invicto el Seis Naciones en 2012 y dos veces capitán de los Leones Británicos e Irlandeses, y Gareth Bale, que el pasado mes de mayo logró su cuarto título de campeón de Europa con el Real Madrid.

"Tener tres (grandes deportistas) como estos es simplemente increíble", ha declarado Steve Williams, el director deportivo de este colegio con sede en Cardiff.

"¿Qué se puede decir? ¡Guau! No estoy seguro de que haya algo comparable a esto, ¿no?", añade el responsable.

- 'Ni Hollywood lo hubiese podido inventar' -

"No creo que Hollywood lo hubiese podido inventar. No puedes pensar algo así".

Geraint Thomas, de 32 años, es tres años mayor que Warburton, pero no estaba llamado para el rugby.

"En este libro él dice 'Agradezco al señor Williams que no me hiciera jugar con el equipo de rugby'", explicó divertido el profesor al diario The Observer.

"Yo nunca tuve la intención de elegirlo y él tampoco tuvo intención de jugar", añadió Williams, que también fue alumno de esta escuela y que en la actualidad es el profesor más veterano de un centro que cuenta con 2.500 alumnos y que tiene en el deporte una parte importante de la cultura de Whitchurch.

"Muchas escuelas privadas utilizan el deporte como una manera de promocionar el colegio como negocio", critica.

"Nosotros no lo hacemos, simplemente (el deporte) es parte de la cultura aquí". El colegio cuenta con dos campos de rugby, una decena de canchas de fútbol (para todos los climas) y una piscina.

"Whitchurch es realmente integradora. Nuestra zona de influencia es el norte de Cardiff, pero también llegamos a otros municipios", explica.

Pese al éxito de sus tres exalumnos, Williams no sabe decir cuál de ellos fue mejor deportista: Thomas, Bale o el ya retirado Warburton.

"No puedo decir cuál de ellos fue mejor, los tres fueron magníficos atletas", se limita a responder. "Pero lo realmente agradable es que los tres eran grandes muchachos. Son grandes modelos a seguir".

"Siempre hubo un legado deportivo aquí, pero estos tres lo han llevado a otro nivel y han atraído la atención de todo el mundo a Whitchurch."

Estos éxitos deportivos han tenido un efecto estimulante en los alumnos actuales, que sueñan también con que un día su fotografía cuelgue en el salón de la fama.

"Cuando caminas por el salón de la fama (que mide 15 metros) puedes ver cuántas personas lo han hecho realmente bien y piensas: '¡Podría pasarme a mí o a alguno de mis amigos", dijo a The Observer Matt Bennett, un alumno de 17 años.