Saltar al contenido principal

Mathilde Jean: joven promesa de la natación de Guadalupe

La nadadora Mathilde Jean en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Barranquilla, Colombia, 30 de julio de 2018.
La nadadora Mathilde Jean en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Barranquilla, Colombia, 30 de julio de 2018. Juan Carlos Zapata / France 24

Por primera vez en la historia de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, seis miembros asociados de la Odecabe participan en las justas. Una nadadora de Guadalupe sorprendió y logró colgarse una medalla de bronce.

Anuncios

Como una joya. Así definen a Mathilde Jean quienes la conocen. Esta joven nadadora de 18 años nacida en Guadalupe, una de las Antillas francesas del mar Caribe, hizo historia a su corta edad en la XXIII edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe – Barranquilla 2018.

Mathilde logró clasificar a la final de la prueba de 50 metros espalda en natación de carreras y llegó tercera en esta prueba de velocidad. Dicho resultado le aseguró la medalla de bronce y la convirtió en la primera deportista de una asociación invitada en conseguirlo.

La Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (Odecabe) invitó por primera vez a estos Juegos a seis delegaciones asociadas: Guadalupe, Martinica, Guyana Francesa, Islas Turcas y Caicos, Isla de San Martín y Curazao.

Guadalupe llevó a 34 atletas, tres de ellos para competir en la natación de carreras. “El hecho de haber obtenido una medalla es una prueba de que el trabajo realizado en Guadalupe no es menor al que realizan, por ejemplo, Nicaragua, El Salvador o México. Consideramos que todos los trabajos son válidos y que, al final de cuentas, el resultado está ahí, y eso se juzga en la piscina”, dijo a France 24 Gérard Olivary, presidente de la Liga de Natación de Guadalupe.

El camino de Mathilde para lograr el bronce

Mathilde se interesó por la natación desde niña porque su hermana la practicaba. Aunque practicó un poco de atletismo, sus amigos del club de natación le insistieron que se dedicara mejor a la piscina que a la pista. “Mis amigos se volvieron como mi familia y eso para mí fue muy importante. Y más tarde, la pasión apareció, los resultados también y todo lo demás”, señaló Jean a France 24.

Su entrenador, Manuel Corial, está con ella desde que tenía 11 años y supo que tenía un gran potencial como velocista. Por eso no oculta su felicidad por lo que Mathilde logró en Barranquilla. “Ella supo superarse e ir a buscar esa medalla; además de que nosotros creemos en ella, sabemos que tiene un futuro por delante. Así que es una etapa superada, una bella satisfacción y una bella recompensa también del esfuerzo realizado desde hace varios años”, dijo Corial a France 24.

Mathilde quiere soñar en grande, pero no pensar demasiado en el futuro. “Como todos los deportistas, pienso que los Juegos Olímpicos hacen parte de mis grandes expectativas. Pero soy alguien que le gusta vivir el presente. En cuanto a la natación, tomaré lo que esta me pueda aportar. Si tuviera que terminar mañana, así será. Yo sólo quiero disfrutar lo que hago y ser feliz haciéndolo”.

Con esa madurez que la caracteriza, la joven nadadora seguirá braceando piscina a piscina para llegar lo más lejos posible en su deporte, al que ella define como una pasión.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.