Saltar al contenido principal

Trump amenaza con cierre de Gobierno si no obtiene apoyo para reforma migratoria

Donald Trump ha convertido las leyes de inmigración más duras en una pieza central de su administración.
Donald Trump ha convertido las leyes de inmigración más duras en una pieza central de su administración. Joshua Roberts / Reuters

El presidente estadounidense dijo que permitiría el cierre del Gobierno federal si los demócratas se niegan a respaldar cambios en la política migratoria, entre ellos la construcción del muro en la frontera con México.

Anuncios

La carrera para lograr el objetivo de Donald Trump está en marcha y el tiempo corre. El 30 de septiembre es la fecha límite para la asignación del presupuesto requerido para la reforma. Ese día el Congreso deberá acordar presupuesto para financiar al Gobierno.

Si el Congreso no otorga fondos para un muro en la frontera con México ni cambia las leyes de inmigración, Trump podría concretar la amenaza lanzada via Twitter y cerrar el Gobierno federal. Las nuevas medidas afectarían además la forma en que se otorgan las visas y otras restricciones migratorias.

En mayo, Trump sugirió "cerrar el país durante un tiempo"

El presidente republicano amenazó con un cierre varias veces desde que asumió el cargo en 2017, en un intento por conseguir prioridades para el tema migratorio en los proyectos de ley del Congreso, especialmente fondos para un muro a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos.

El mandatario ya había deslizado la posibilidad de un cierre del Gobierno dependiendo de la seguridad fronteriza y el tema inmigratorio y el domingo 29 de julio volcó su amenaza en Twitter al decir que eso es lo que haría si el Congreso no aprueba fondos para su propuesta de muro y otras reformas tendientes a endurecer la política migratoria.

De hecho, ya hubo dos episodios de cierre gubernamental durante la administración Trump a raíz de las disputas sobre los niveles de gasto y la inmigración. Uno duró tres días en enero y otro tan solo uno durante el mes de febrero.

Divisiones al interior de republicanos podrían entorpecer el plan de Trump

Aunque los republicanos controlan tanto el Senado de Estados Unidos, como la Cámara de Representantes, los desacuerdos entre los moderados y los conservadores en el partido han impedido una solución legislativa rápida.

Según una encuesta de Reuters e Ipsos publicada en julio, el 81 por ciento de los republicanos aprueba el manejo por parte de Trump de la cuestión migratoria.

El endurecimiento de la política migratoria es un pilar de la gestión de Trump

Donald Trump ha convertido las leyes de inmigración más duras en una pieza central de su administración. Desde la prohibición de viajar a personas de naciones predominantemente musulmanas hasta la actual batalla por la separación de niños de sus padres indocumentados en la frontera entre Estados Unidos y México.

Desde la propia justicia estadounidense se dieron intentos por poner un freno a la separación de niños de sus familias imigrantes. El último se produjo el viernes 27 de julio cuando un juez federal instó al Gobierno estadounidense a enfocarse en encontrar padres inmigrantes deportados cuyos hijos permanezcan en los Estados Unidos.

La amenaza de Trump podría ser un arma de doble filo. En este sentido, una interrupción en las operaciones del Gobierno federal en los meses previos a las elecciones legislativas de noviembre podría volverse en contra del propio mandatario si los votantes culpan a los republicanos, que controlan el Congreso, por la interrupción en los servicios.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.