Saltar al contenido principal

Allegados de la mujer rusa detenida en EEUU desmienten vínculos con el Kremlin

Anuncios

Moscú (AFP)

Activistas de un grupo ruso en favor del porte de armas desmintieron este martes supuestos vínculos con el Kremlin de su colega María Butina, detenida en Estados Unidos por tratar de influenciar organizaciones estadounidenses en favor de Moscú.

"Las actividades de María dentro del movimiento a favor de portar armas (en Estados Unidos) no tienen nada que ver con la política extranjera", declaró a los periodistas Igor Shmelev, presidente del grupo de presión que Butina fundó en Moscú.

Este grupo, llamado "Derecho al porte de armas", tuvo "ciertos contactos" con la NRA, el principal lobby proarmas de Estados Unidos, algunos representantes del cual estuvieron en Moscú para "aprender de la experiencia de cada uno", admitió.

"Nos explicaron cómo funcionaba la NRA, cómo estaba organizada. Nosotros les explicamos cómo funcionábamos", precisó Shmelev, agregando que no habían cooperado "sobre ninguna cuestión internacional".

De 29 años, María Butina fue detenida en julio en Estados Unidos donde fue acusada de haber promovido los intereses de Moscú en esferas del poder estadounidenses a través de una "organización que milita por el derecho a portar armas".

Moscú denuncio el arresto como "inaceptable" y pidió su liberación, argumentando que se trataba de una "prisionera política".

Un amigo de Butina, el ciudadano ruso-estadounidense Tim Kirby, miembro de la NRA que vive en Moscú y que trabaja para la televisión pro-Kremlin RT, afirmó por su parte que la joven "adora" Estados Unidos.

"Quiere importar el libertarismo estadounidense en Rusia, especialmente la cuestión de las armas. No quiere exportar nada de Rusia hacia Estados Unidos", aseguró.

Roman Judiakov, exdiputado nacionalista ruso y miembro de "Derecho al porte de armas", tachó por su parte de "infundadas" las acusaciones contra Butina.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.