Saltar al contenido principal

Argentina: aumenta la tensión a pocos días de definirse la ley que legalizaría el aborto

Decenas de personas participan en un "pañuelazo" verde, emblema de la lucha por la legalización del aborto en Argentina, para pedir la separación de la Iglesia y el Estado, el martes 24 de julio de 2018, en Buenos Aires (Argentina).
Decenas de personas participan en un "pañuelazo" verde, emblema de la lucha por la legalización del aborto en Argentina, para pedir la separación de la Iglesia y el Estado, el martes 24 de julio de 2018, en Buenos Aires (Argentina). María Paulina Rodríguez / EFE

Organizaciones autodenominadas "provida" intensifican su ofensiva para impedir que el próximo 8 de agosto el Senado apruebe, como lo hizo la Cámara de diputados, un proyecto de ley que legitima la interrupción voluntaria del embarazo.

Anuncios

El debate sobre el aborto en Argentina entró en su recta final y los ánimos se van crispando entre quienes buscan a toda costa "preservar la vida" y los que abogan porque las mujeres "puedan decidir sobre su propio cuerpo".

El proyecto contempla la interrupción del embarazo hasta la semana 14 de gestación. Aunque algunos colectivos a favor de la legalización propusieron bajarlo a 12 semanas para convencer a los congresistas indecisos, la iniciativa no prosperó en el plenario de de comisiones, por lo que el proyecto será discutido en el Senado tal y como salió de la Cámara de diputados.

Indignados, con banderas y carteles que decían “presidente cumpla su palabra”, colectivos contra el aborto iniciaron una campaña en las calles protestando contra los congresistas que apoyan la medida, las feministas que la defienden y sobretodo contra el presidente Mauricio Macri, a quien culpan de abrir la discusión sobre la despenalización en el país.

“El presidente es uno de los máximos responsables de que esta ley, que es una barbarie, esté por votarse en la Cámara de Senadores. Consideramos que hay muchas prioridades de salud pública y esta claramente no es una de ellas”, señaló Romina Ayala, portavoz de la Unidad Provida, durante la movilización del pasado 30 de julio en Buenos Aires.

Integrantes del autodenominado movimiento "provida" participan en una marcha en contra de la legalización del aborto a las puertas de la residencia presidencial de Mauricio Macri, en Olivos, el 30 de julio de 2018, en Buenos Aires (Argentina).
Integrantes del autodenominado movimiento "provida" participan en una marcha en contra de la legalización del aborto a las puertas de la residencia presidencial de Mauricio Macri, en Olivos, el 30 de julio de 2018, en Buenos Aires (Argentina). Pablo Ramón / EFE

“Al legalizar el aborto, no estás obligando al resto a abortar”

La actual legislación argentina solo permite la interrupción del embarazo cuando la mujer es víctima de violación o si su vida se pone en riesgo durante la gestación, en otras situaciones puede pagar entre uno y cuatro años de cárcel si decide abortar.

Por eso, la agenda feminista ha sido enfática en que este es un derecho que les pertenece y han superado en número en las movilizaciones a quienes protestan en contra del proyecto.

“Al legalizar el aborto, tú no estás obligando al resto de la población a abortar, solo estas dando la posibilidad de tener ese derecho”, opinó Azul Márquez, militante feminista.

El pulso crece a medida que se acerca el día que define el futuro del aborto en el país, por eso cada colectivo va a presionar tanto como se pueda para conseguir su objetivo.

Los movimientos feministas y el debate por la legalización del aborto en Argentina

Movilizaciones y protestas, el camino que queda antes de que la ley llegue al Senado

El país está polarizado, pero todos tienen la misma agenda: discutir sobre el aborto. Por eso, la primera semana de agosto será quizá una de las más tensas en Argentina pues manifestantes de un lado y del otro van a concertar movilizaciones a la espera de que puedan influir en la votación.

El 4 de agosto la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina se reunirá frente al Obelisco para protestar contra la legalización del aborto. Al día siguiente se realizará una caravana por el aborto legal.

Organizaciones de ambos bandos organizarán vigilias en las inmediaciones del Congreso el próxima 8 de agosto y así esperarán el resultado que dirá si los conservadores impusieron su discurso o los progresistas marcan un hito en la historia del país.

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.