Saltar al contenido principal

Cuando la migración se convierte en una política de mano dura

Una manifestante en España escribe un mensaje que muestra la crisis migratoria y humana que se vive en Europa. 29 de julio de 2018.
Una manifestante en España escribe un mensaje que muestra la crisis migratoria y humana que se vive en Europa. 29 de julio de 2018. Vincent West

El presidente de Estados Unidos respaldó la estricta política migratoria de Italia, mientras que España pide ayuda a la Comisión Europea para afrontar la llegada de más migrantes procedentes del Norte de África.

Anuncios

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibió en la Casa Blanca al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, quien lleva apenas dos meses en el poder.

Uno de los temas durante el encuentro fue la inmigración ilegal, un problema que Estados Unidos e Italia afrontan actualmente. La administración Trump y el Gobierno italiano no se alejan mucho del tipo de medidas que están tomando para controlar la llegada de migrantes a sus países.

Trump y Conte coinciden en su forma de ver el problema, con doctrinas proteccionistas y poco humanitarias.

Trump y Conte hablan sobre sus políticas de migración en Washington

Giuseppe Conte encarna la figura de primer ministro en Italia, pero, desde que fue designado por el presidente de la República, Sergio Matarella, es el ministro del Interior, Matteo Salvini, quien se ha llevado el protagonismo. El líder de la Liga Norte, partido de ultraderecha italiano, es el que lidera actualmente las duras políticas contra la migración.

Durante el encuentro en la Casa Blanca, Trump alabó las políticas migratorias de Italia, que ahora ha cerrado sus puertos para que los barcos de ayuda humanitaria que llegan con personas indocumentadas no atraquen en su territorio.

Respecto a esto, Trump remarcó que el Ejecutivo italiano "ha tomado una posición muy firme en la frontera", y agregó que otros países en Europa deberían hacer lo mismo.

Pero, si para el mandatario estadounidense la solución es cerrarle las puertas a los indocumentados, muchos de los que llegaron a territorio italiano son ahora víctimas de ataques. En las últimas semanas, las noticias sobre agresiones a extranjeros han aumentado en los medios italianos.

Uno de los casos que prendió la llamada "alerta racismo", denominada así por la oposición italiana, fue un ataque a la deportista de ese país, de origen nigeriano, Daisy Osakue. Unos desconocidos le lanzaron huevos, hiriendo uno de sus ojos. Si éste es el caso de racismo que más suena en este momento, aún se tiene que confirmar si fue una agresión a raíz del color de piel de Osakue.

Muchos otros episodios de actos racistas se han registrado en Italia. En consecuencia, la oposición le exigió al Gobierno que dé explicaciones frente a esta situación. El progresista Partido Demócrata instó a Matteo Salvini a comparecer en el Parlamento para encontrar una solución a estos fenómenos, alimentados por la propaganda racista.

"En pocos días, algunos inmigrantes han sido víctimas de un verdadero tiro al blanco, agredidos con armas de aire comprimido. Pedimos al Gobierno que actúe inmediatamente para bloquear este nuevo y gravísimo nivel de agresiones", dijo Loredana de Petris, senadora del partido de izquierda Libres e Iguales (Leu), citada por la agencia de noticias EFE.

España pide ayuda a la Comisión Europea

Mientras que en Italia, la acogida de migrantes disminuye, en España, el número de inmigrantes irregulares ya alcanza los 22.000 desde comienzos de este año. Por esta razón, el país ibérico pidió una ayuda de emergencia a la Comisión Europea.

La solicitud fue examinada por Bruselas, que sigue de cerca la situación que se presenta en el país ibérico.

La portavoz comunitaria de Interior, Natasha Bertaud, explicó a la agencia EFE, que el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramópulos, habló la semana pasada con el ministro del Interior de España, Fernando Grande-Marlaska, quien dio todo su respaldo por parte de la Comisión Europea.

En la pasada cumbre del mes de junio, los líderes europeos hablaron sobre el tema, y reiteraron que la Unión Europea apoyará a España y otros países con la crisis migratoria, que aumenta con las llegadas de personas por vía marítima a través del Mediterráneo occidental.

África del norte, la región por donde más transitan migrantes que van a Europa

En cuestiones de migración, Europa trata de tener buenas relaciones con los países del norte de África, naciones que son las vías de salida de miles de migrantes que quieren llegar a Europa.

Durante su viaje a Mauritania, el ministro Grande-Marlaska hizo un llamado para evitar que las mafias de tráfico de personas vean en las costas del Atlántico, en el occidente de África, una alternativa para continuar con el envío de personas hacia Europa.

Esta declaración se hizo luego de que España y Mauritania se comprometieran a reforzar su cooperación en materia de seguridad, pues, son muchas las embaraciones con migrantes las que salen desde el Mediterraneo occidental, un poco más al norte de África y más cerca de Europa.

"La situación de los flujos migratorios actuales y otras circunstancias, como el cierre de algunas partes del Mediterráneo (central), hace que las mafias echen la vista hacia otras rutas y esas rutas pueden ser las atlánticas", aseguró Grande-Marlaska.

Otro país por donde transita una gran cantidad de migrantes es Marruecos. Vecino de Mauritania y España, este país ha hecho muchos esfuerzos en la lucha contra la migración ilegal.

El ministro del Interior español reconoció el trabajo de la nación africana, y en su petición de soporte económico a la Comisión Europea, Grande-Marlaska solicitó que la Unión Europea se implique más con el país magrebí.

Más al oriente, en Túnez, el Gobierno autorizó el desembarcó de 40 migrantes rescatados por el barco petrolero, Sarost 5, que duró dos semanas bloqueado en aguas del Mediterráneo.

Sin embargo, la situación no ha cambiado mucho. "Las autoridades portuarias no han recibido la autorización de Túnez para dejar atracar al barco", fueron las declaraciones de la asociación Media luna roga de Túnez al sitio web InfoMigrants.

Un barco de la ONG española Open Arms, estuvo muy cerca del Sarost 5, pero, después de dos intentos para brindar ayuda las autoridades tunicinas no autorizaron estacionarse en su zona marítima.

La pobreza, los conflictos internos y la violencia; los migrantes en América y en África tienen muchas razones para abandonar sus países. Sin embargo, cuando el problema es masivo, abandonar el país de origen se convierte en una crisis que pone en una situación difícil a los países que acogen a miles de migrantes cada año.

Ignacio Cembrero, experto en inmigración

Con Reuters, EFE y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.