Saltar al contenido principal

Zimbabue cuenta los votos después de las históricas elecciones sin Mugabe

Anuncios

Harare (AFP)

Zimbabue seguía este martes el proceso de conteo de los votos emitidos en la históricas elecciones, los primeros comicios desde la caída de Robert Mugabe, que fue derrocado después de 37 años en el poder.

En los comicios compitieron 23 candidatos pero el resultado de la contienda se centra entre el presidente saliente, Emmerson Mnangagwa, exaliado de Mugabe y líder del partido gubernamental ZANU-PF, y el opositor Nelson Chamisa, representante del Movimiento por el Cambio Democrático (MDC).

"No me da vergüenza decir que voté por Chamisa. Él es joven y puede entender los aprietos por los que pasa la juventud", dijo Ndumiso Nyoni, un trabajador hotelero de 20 años que emitió el sufragio en Lupane, en el sur de Zimbabue.

En una recinto electoral de la capital, Harare, los funcionarios estuvieron contando los votos hasta altas horas de la noche alumbrados por lámparas a gas y por velas.

Las autoridades electorales informaron que en muchos puntos de votación había filas y hacia las 16H00 GMT del lunes estimaron que la participación era del 75%.

"En nuestra opinión la alta participación es un indicador de la solidez de la educación cívica y la publicidad hecha", dijo la presidenta de la Comisión Electoral de Zimbabue (ZEN), Prisciliana Chirumba en una rueda de prensa en Harare.

Los observadores de la Unión Europea, antes vetados, estuvieron presentes por primeras vez en años e informaron que hubo una alta participación, pero advirtieron de posibles "deficiencias" en el proceso.

"Hubo deficiencias que va a haber que revisar. Todavía no sabemos si se trata de un patrón o si se trató de mala organización en algunos recintos", dijo a la PAF Melar Bron, el jefe de los observadores de la Unión Europea (UE). El bloque va publicar un informe el miércoles.

- Resultados el 4 de agosto -

Con un universo electoral de 5,6 millones de votantes registrados, los resultados de los comicios, presidenciales, parlamentarios y de autoridades locales, serán publicados el 4 de agosto.

Si ningún candidato a la presidencia llega al 50%, está prevista la celebración de una segunda vuelta el 8 de septiembre.

Mugabe, de 94 años, que fue depuesto por los militares en noviembre, votó en su recinto electoral habitual en Harare, acompañado de su esposa, Grace. El domingo había realizado una sorpresiva rueda de prensa en su mansión en la que llamó a votar en contra su partido, el ZANU-PAF.

Mugabe, vestido con un traje oscuro y con una corbata roja a juego con un pañuelo, fue aclamado por la multitud mientras votaba, pero dejó el recinto sin dar declaraciones a los periodistas sobre por quién había votado.

Mnangagwa, que votó en su circunscripción en el centro de Zimbabue, dijo que Mugabe tenía el derecho a expresarse en el nuevo "espacio democrático" que tiene el país.

El sucesor de Mugabe, de 75 años, ha prometido cambio y es el claro favorito, beneficiándose del apoyo tácito de los militares, la lealtad de la prensa estatal y el control de los recursos gubernamentales que tiene su partido.

- "Libertad y la democracia" -

"Zimbabue experimentó una bella expresión de lo que es la libertad y la democracia. Por millones, votamos con un espíritu de tolerancia, respeto mutuo y paz", escribió Mnangagwa en Twitter tras el cierre de las urnas.

Su rival, el candidato del LDC es un abogado y pastor de 40 años que ha registrado un alto apoyo en las encuestas, con una apuesta por captar el voto joven.

"Debemos ser muy claros y enfáticos como una voz para el cambio, por lo nuevo y por la juventud. Y yo soy quien representa eso", dijo al emitir su voto Chamisa, quien se hizo con el liderazgo de su partido, tras la muerte de su dirigente histórico, Porgan Transigir, el eterno rival de Mugaba.

El candidato opositor denunció fraudes pero aseguró que su victoria estaba asegurada si se excluían los votos amañados.

En Twitter, Chamisa aseguró que había habido un "intento deliberado de suprimir" votos en las áreas urbanas, que constituyen los bastiones del LDC.

La votación transcurrió mayoritariamente sin incidentes, pese a las advertencias del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, que alertó sobre intimidaciones y amenazas durante la campaña.

El nuevo gobierno enfrentará la tarea de luchar contra el desempleo endémico y una economía en ruinas, con peregrinación, que hizo huir a los inversores.

"Aunque los inversores siguen siendo escépticos sobre si la antigua mano derecha de Mugabe ha pasado la página, la ofensiva de seducción de Mnangagwa con los gobiernos occidentales y las empresas al menos le ha otorgado un salvavidas en las elecciones, afirmó en una nota Charles Lauree, analista de Verisk Maplecrodt.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.