Saltar al contenido principal
Derechos Humanos en Chile

Corte Suprema chilena concedió libertad condicional a 7 exagentes de la dictadura

Activistas de derechos humanos protestan contra la decisión de la Corte Suprema de Chile de conceder libertad condicional a ex agentes de la dictadura de Augusto Pinochet en Valparaíso, Chile el 1 de agosto de 2018.
Activistas de derechos humanos protestan contra la decisión de la Corte Suprema de Chile de conceder libertad condicional a ex agentes de la dictadura de Augusto Pinochet en Valparaíso, Chile el 1 de agosto de 2018. Rodrigo Garrido / Reuters
Texto por: Natalia Plazas
4 min

Familiares de víctimas de la dictadura de Pinochet protestaron contra la decisión de la Corte Suprema de liberar a 7 personas que habían sido declaradas culpables por cargos de tortura, secuestro y homicidio durante el régimen militar.

Anuncios

Los familiares de las víctimas de la dictadura chilena consideran que la decisión del la Corte Suprema favorece la impunidad.

Por eso, ante la decisión del alto tribunal de liberar a 7 exagentes del régimen de Augusto Pinochet, decenas de personas vinculadas a la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) y de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP) se reunieron este 1 de agosto ante el Palacio de Tribunales en Santiago en un acto de rechazo.

En sus pancartas aparecían las fotos de sus familiares asesinados o desaparecidos durante los años del régimen militar (1973-1990). A medida que crecía la indignación, los presentes cantaban consignas contra el magistrado Hugo Dolmestch, quien otorgó la libertad condicional a seis de los siete condenados.

"La Corte Suprema chilena, igual como hacía durante los años de la dictadura cívico-militar, ha vuelto a fijar una posición política que la pone del lado de la impunidad", dijo a los periodistas Lorena Pizarro, presidenta de la AFDD.

Pizarro: “llegó la derecha, esa misma derecha que violó los derechos humanos en el año 1973”

En los días 31 de julio y 1 de agosto la Corte Suprema ordenó la excarcelación de los antiguos colaboradores del régimen, cinco el martes y dos el miércoles; algo que fue rechazado automáticamente por las familias.

Para Pizarro, las resoluciones del tribunal no son mera coincidencia. Según la presidenta de la AFDD, esta decisión es un movimiento político realizado por la Corte con la que pretende mostrarse fiel a la línea política del nuevo presidente chileno, Sebastián Piñera, quien lleva poco más de cuatro meses en el cargo.

"Llegó la derecha, esa misma derecha que violó los derechos humanos el año 1973 y durante 17 años; ahí están, y están devolviendo los favores a la mal llamada familia militar", afirmó Pizarro.

Para los familiares las excarcelaciones contradicen el Derecho Internacional Humanitario, por lo que dijeron que presentarán sus quejas tanto ante instancias nacionales como internacionales.

"Necesitamos que esto se detenga ahora y para eso demandamos del Poder Legislativo, de la oposición en el Parlamento, que legisle ya dos iniciativas que van a detener esto. Si no lo hacen, no vengan a hablar de derechos humanos, van a ser parte de que el día de mañana en Chile volvamos a tener una dictadura", manifestó Pizarro.

Los encarcelados habían sido declarados culpables de crímenes como tortura, secuestro o asesinato

La decisión del martes 31 dará la libertad a Gamaliel Soto Segura, Manuel Pérez Santillán, José Quintanilla Fernández, Hernán Portillo Aranda y Felipe González Astorga, condenados por torturas, secuestros y homicidios en diversos juicios por crímenes de lesa humanidad.

Un día después, la Corte Suprema ordenó la excarcelación de Emilio de la Mahotiere, condenado como cómplice y encubridor en uno de los casos de la Caravana de la Muerte, en los que 97 presos políticos fueron asesinados y desaparecidos tras el golpe militar. El otro beneficiado por el fallo del martes es Moisés Retamal Bustos, condenado a seis años de cárcel por la desaparición de tres ciudadanos uruguayos en 1973.

Pinochet llegó al poder en Chile tras un golpe militar llevado a cabo en 1973. Murió en 2006 a la edad de 91 años sin ser juzgado por los crímenes de lesa humanidad cometidos durante su dictadura en la que cerca de 3.000 personas fueron secuestradas y asesinadas y unas 28.000 torturadas.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.