Elecciones en Zimbabue

Tensión y violencia en Zimbabue por demora de resultados en las elecciones presidenciales

Protesta de partidarios del opositor Movimiento por el Cambio Democrático se manifiestan en Harare, Zimbabue, el 1 de agosto de 2018.
Protesta de partidarios del opositor Movimiento por el Cambio Democrático se manifiestan en Harare, Zimbabue, el 1 de agosto de 2018. Mike Hutchings / Reuters

Después de la más reciente actualización de datos sobre los comicios, solo se reportaron datos relacionados con el Legislativo. La oposición pone en duda la transparencia del proceso. Las protestas estallaron en las calles de Harare.

Anuncios

Varios disparos se escucharon en Harare, capital de Zimbabue, después de que la Comisión Electoral entregara este 1 de agosto información parcial sobre los resultados electorales. Los opositores salieron a las calles a protestar por un supuesto fraude en los comicios.

La movilización terminó en violencia cuando efectivos del Ejército y la Policía respondieron a los manifestantes. Unidades antidisturbios usaron gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersarlos. Testigos le dijeron a un fotógrafo de la agencia de noticias Reuters que una persona murió por disparos de los uniformados.

Periodistas de la emisora zimbabuense 'Star FM', informaron que los soldados habrían usado salvas de munición real para ahuyentar a los manifestantes. También reportaron que los oficiales les ordenaron a los medios presentes apagar sus cámaras.

Los opositores lanzaron piedras y quemaron neumáticos frente al hotel donde se reportaban los resultados. También le prendieron fuego a un autobús que servía al gobernante partido Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF).

El presidente candidato Emmerson Mnangagwa pidió a los seguidores del opositor Movimiento por el Cambio Democrático (MDC), de Nelson Chamisa, que guarden la calma y reclamó a los líderes políticos desistir de comentarios provocativos.

La tensión aumentó tras la proclamación de victoria de Nelson Chamisa

La situación empeoró desde el día siguiente a las elecciones. El martes 31 de julio la Comisión Electoral de Zimbabue (ZEC), se negó a publicar resultados de las presidenciales y se limitó únicamente a informar sobre las legislativas.

Pese a no tener datos, el opositor Nelson Chamisa se proclamó el ganador de los comicios. La oposición planteó dudas sobre la transparencia del proceso, acusó al ente electoral de favorecer a ZANU-PF y lo señaló de retrasar voluntariamente la publicación de resultados.

Observadores internacionales de la Unión Europea cuestionaron el proceso y se mostraron preocupados por la demora en la publicación de los resultados.

Los resultados informados le dan la mayoría en el legislativo al partido de Gobierno

Según el reporte entregado el 1 de agosto, la formación Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico consiguió más de dos tercios de los escaños de la Asamblea Nacional, faltando solo tres de las 210 circunscripciones por escrutar. Con los resultados parciales, la ZANU-PF lograría 144 escaños, mientras que el MDC podría alcanzar los 61.

La ley en Zimbabue le da a la Comisión Electoral cinco días, desde la celebración de los comicios, para entregar los datos finales de las presidenciales. Así, el plazo se cumple el 4 de agosto.

Las elecciones generales del 30 de julio fueron consideradas históricas, de las que resultará el primer líder elegido democráticamente después de 30 años en el poder de Robert Mugabe.

Con EFE Y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24