Saltar al contenido principal

Víctimas de presunto espionaje en Panamá piden indemnizaciones millonarias

Anuncios

Ciudad de Panamá (AFP)

Varias de las víctimas de los presuntos "pinchazos" telefónicos ordenados por el expresidente panameño Ricardo Martinelli solicitaron este miércoles indemnizaciones por un total de 55 millones de dólares, lo que fue considerado por el exmandatario como una "locura".

Durante la audiencia de acusación que se lleva contra Martinelli en la Corte Suprema de Justicia de Panamá, los querellantes contra el expresidente han solicitado casi 56 millones de dólares por daños y perjuicios, tanto morales como profesionales, según adujeron.

La excandidata presidencial en 2009, Balbina Herrera, pidió ser indemnizada por 30 millones, mientras que su copartidario y ex secretario general del Partido Revolucionario Democrático (PRD, socialdemócrata) solicitó 20 millones.

Herrera "ha sufrido daños morales, psicológicos y emocionales por los que se ha visto afectada en su vida privada, profesional, familiar y en su imagen", argumentó su abogado, Odulfo Palacios.

"Las sucesivas intervenciones telefónicas del suscrito, perpetradas por el Consejo Nacional de Seguridad, presidida por el señor Ricardo Martinelli, no solo constituyen una violación de las normas penales sino que también son una vulneración flagrante a las garantías individuales", señaló Doens.

A su vez, el periodista Rubén Polanco demandó por 5 millones y el abogado Rosendo Rivera por 955.000 dólares, en una audiencia en la que estuvo presente Martinelli, en la actualidad encarcelado en la prisión El Renacer, a orillas del Canal de Panamá.

Martinelli, de 66 años, está acusado de dirigir una red de espionaje contra unos 150 adversarios durante su gobierno (2009-2014).

El fiscal de la causa, Harry Díaz, ha pedido 21 años de prisión contra el expresidente, quien fue extraditado a Panamá desde Estados Unidos el pasado 11 de junio.

"Qué locura este juicio político. Las locuras que he escuchado de los demandantes lo vamos a tener que pagar todos los panameños", gritó Martinelli esposado a la salida de la audiencia.

"Primero que todo soy inocente, segundo, esto es una patraña política y, tercero, que si me condenan políticamente es el Estado panameño el que tiene que pagar porque yo era presidente de la República", añadió el exgobernante a los medios presentes.

Martinelli fue postulado la semana pasada a las elecciones primarias de su partido para ser candidato a diputado en 2019, aunque las víctimas sospechan que el exmandatario busca inmunidad, lo que impediría que fuera juzgado.

Sus abogados también han solicitado sin éxito que se le otorgara la prisión domiciliaria por problemas de salud.

Martinelli, un multimillonario empresario de supermercados, accedió al poder con un discurso contra la corrupción, pero tras su paso por el gobierno acumula una veintena de investigaciones en su contra.

Sin embargo, y pese a las acusaciones, el expresidente dice ser víctima de un montaje del gobierno de Juan Carlos Varela, antiguo aliado suyo y hoy rival político.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.