Cambios en el catolicismo

La Iglesia católica cambia el Catecismo y declara “inadmisible” la pena de muerte

El papa Francisco durante el rezo del Angelus en la plaza de San Pedro en el Vaticano.
El papa Francisco durante el rezo del Angelus en la plaza de San Pedro en el Vaticano. Massimo Percossi / EFE

La Iglesia católica le dice "no" a la pena de muerte. La Santa Sede ordenó un cambio en el Catecismo en el que pide la abolición de dicha práctica. En 2017, al menos 21.919 personas de varios países estaban en el llamado ‘corredor de la muerte’.

Anuncios

El papa Francisco, un férreo opositor de la pena de muerte, aprobó una modificación del Catecismo este 2 de agosto donde plasma el compromiso de la Iglesia con la abolición de dicha práctica.

El artículo 2.267 del libro doctrinal del catolicismo que dictaba que “la enseñanza tradicional de la Iglesia no excluye, supuesta la plena comprobación de la identidad y de la responsabilidad del culpable, el recurso a la pena de muerte, si esta fuera el único camino posible para defender eficazmente del agresor injusto las vidas humanas”, y que hasta ahora dejaba abierta la posibilidad de la pena capital, será cambiado.

El nuevo texto indicará lo siguiente: "la Iglesia enseña, a la luz del Evangelio, que la pena de muerte es inadmisible, porque atenta contra la inviolabilidad y la dignidad de la persona, y se compromete con determinación a su abolición en todo el mundo".

El encargado por la Santa Sede de presentar la modificación fue el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Luis Ladaria Ferrer. El cambio doctrinal fue informado a las congregaciones a través de una carta enviada a los obispos de todo el mundo en el que se resalta “la conciencia cada vez más clara en la Iglesia del respeto que se debe a toda vida humana".

El Rescriptum reconoce que la dignidad de la persona no se pierde tras haber cometido algún tipo de delito y señala que existen sistemas de detención más eficaces que le permiten al detenido, redimirse.

La postura anterior de la Iglesia estaba recogida en un Catecismo que fue promulgado en 1992 durante el pontificado del fallecido Juan Pablo II.

La Iglesia busca un diálogo con las autoridades políticas

En la notificación enviada sobre el cambio doctrinal, la Santa Sede deja clara su intención de impulsar un “diálogo respetuoso con las autoridades políticas, para que se favorezca una mentalidad que reconozca la dignidad de cada vida humana".

Datos de 2017 publicados por Amnistía Internacional revelan que, al término del año, 106 países abolieron en sus leyes la pena de muerte para todos los delitos y otros 142 acabaron con ella, en sus legislaciones o en la práctica.

El informe mostró además que las ejecuciones disminuyeron un 4%, respecto a las registradas en 2016 y un 39%, comparadas con las de 2015.

China, Irán, Arabia Saudita, Irak y Pakistán, son los países donde más se aplica dicho castigo, siendo los métodos más frecuentes la decapitación, el ahorcamiento, la inyección letal o la muerte por arma de fuego.

En 2017, al menos 21.919 personas estaban en el llamado ‘corredor de la muerte’. En repetidas ocasiones el Jerarca de la Iglesia católica ha calificado dicha práctica como “humillante”.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24