Violencia

Afganistán: al menos 30 muertos tras atentado suicida en la provincia de Paktia

Tras el atentado en la mezquita chií, el Gobierno de Afganistán desplegó tropas de seguridad en la provincia de Paktia el 3 de agosto de 2018.
Tras el atentado en la mezquita chií, el Gobierno de Afganistán desplegó tropas de seguridad en la provincia de Paktia el 3 de agosto de 2018. Ahmadullah Ahmadi / Reuters

El ataque con explosivos se produjo en una mezquita de la minoría religiosa chií en la provincia de Paktia. El gobernador del poblado informó que 81 personas resultaron heridas.

Anuncios

La ciudad de Gardiz, capital de la provincia de Paktia al este de Afganistán, fue el escenario de un nuevo hecho de violencia. El viernes 3 de agosto un ataque con explosivos en una mezquita chií causó la muerte de por lo menos 30 personas y dejó varias docenas de heridos.

"Hasta ahora 30 participantes en el rezo han muerto y más de 50 han resultado heridos", dijo Abdul Wali Sahi, gobernador adjunto de la provincia en un primer balance sobre la situación.

Más tarde, Abdullah Hasrat, vocero del gobernador provincial informó que la cifra de heridos se elevó a 81 luego de realizar un recorrido por los hospitales públicos y privados de la ciudad.

"Seis de los heridos están en una situación crítica y los doctores han decidido enviarlos a Kabul en helicóptero para que reciban un mejor tratamiento y puedan salvar sus vidas", agregó la fuente.

Mapa de la ciudad de Gardiz en Afaganistan

Por otro lado, Walayat Khan, director de Salud Pública de Paktia, informó que la mayoría de los heridos que ingresaron a los hospitales públicos presentaron impactos de metralla, por lo que fueron trasladados a hospitales militares para que fuesen intervenidos.

Los principales reportes indican que dos de los atacantes ingresaron al lugar durante la hora del rezo portando burkas. En el instánte previo habrían detonado los explosivos adheridos a sus cuerpos.

"Dos terroristas suicidas participaron en el ataque. Los asaltantes, que vestían burkas de mujer, abrieron fuego contra los guardias de la mezquita, en primer lugar, y tras matarles entraron e hicieron detonar sus explosivos entre los creyentes", declaró Sardar Wali Tabasum, portavoz de la policía local.

El incidente se produce a pesar de los intentos del Gobierno afgano de disminuir los ataques por motivos sectarios o religiosos en el país. Por ello, en los últimos dos años se han desplegado fuerzas de seguridad en diversas mezquitas.

La minoría chií hazara ha sido el objetivo de constantes ataques por parte de grupos extremistas como el autodenominado Estado Islámico.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24