Saltar al contenido principal

Dinamarca: entró en vigor la prohibición de la burka y el nikab y todas las prendas que cubran el rostro por completo

Una mujer de 37 años que lleva puesto un nikab, llora cuando un oficial de policía la abraza durante una manifestación contra la prohibición del uso de esa prenda, en Copenhague, Dinamarca, el 1 de agosto de 2018.
Una mujer de 37 años que lleva puesto un nikab, llora cuando un oficial de policía la abraza durante una manifestación contra la prohibición del uso de esa prenda, en Copenhague, Dinamarca, el 1 de agosto de 2018. Andrew Kelly / Reuters

La nueva ley penaliza hasta con 1.340 euros la utilización de la burka o el nikab. Cientos de ciudadanos protestaron por considerar la norma como una medida discriminatoria, ya que en el país solo unas 200 musulmanas utilizan ese tipo de prendas.

Anuncios

Ellas consideran que se limitan sus derechos. Son las mujeres musulmanas que protestan en Dinamarca en contra de la nueva norma que les prohíbe la utilización de la burka y del nikab. Creen que se trata de una medida simbólica, ya que son pocas las personas que utilizan estas prendas en el país.

La burka cubre el cuerpo entero de la mujer, el nikab solo el rostro entero. A partir de ahora el país escandinavo penalizará el uso en espacios públicos de estas prendas o de otras que cubran la cara por completo con una multa de 1.000 coronas, lo que equivaldría a 134 euros.

En caso de reincidencias, quienes las utilicen podrían llegar a pagar penalizaciones de hasta 10.000 coronas (1.340 euros). Además, según dicta la ley, la policía estará autorizada a exigir a las mujeres que se quiten el velo, u ordenarles que salgan de las áreas públicas.

Dinamarca sigue el ejemplo de otros países europeos de prohibir la burka

Un día antes de la entrada en vigor de la prohibición, cientos de daneses se concentraron en Copenhague para protestar contra la ley y exigir al Gobierno el derecho a vestirse libremente.

Entre los manifestantes había musulmanas que no llevaban nikab y daneses no musulmanes con los rostros cubiertos. La marcha comenzó desde el centro de la capital danesa y llegó hasta la estación de policía de Bellahoj, a las afueras de la ciudad.

"Necesitamos enviar una señal al Gobierno de que no nos doblegaremos ante la discriminación y una ley que se dirige específicamente a una minoría religiosa", dijo Sabina, una estudiante de 21 años que llevaba puesto un nikab.

El Parlamento de Dinamarca promulgó la prohibición en mayo. Francia, Bélgica, Holanda, Bulgaria y el estado alemán de Bavieraya han puesto en práctica reglamentos similares. Algunos políticos defienden esas medidas bajo el argumento de que estas velan por los valores democráticos y refuerzan la seguridad pública.

En Dinamarca hay entre 150 y 200 mujeres musulmanas que utilizan diariamente prendas que cubren sus caras por completo. En total, los musulmanes representan un 5% de la población del país, que alcanza los 5.7 millones de habitantes.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.