Saltar al contenido principal
SERIE ABORTO

En El Salvador se paga con cárcel abortar involuntariamente (5/6)

France 24

De 2 a 8 años de cárcel puede recibir una mujer por interrumpir su embarazo en El Salvador. El país centroamericano prohíbe completamente esta práctica y ostenta una de las políticas antiaborto más represivas del mundo.

Anuncios

Actualmente, 24 mujeres están en prisión en ese país gracias la drástica legislación. Las penas pueden extenderse varios años si un juez típifica el aborto e incluso la pérdida involuntaria del bebé como “homicidio agravado”.

Organizaciones como la ONU y colectivos en favor de los derechos de las mujeres han propuesto que se despenalice en casos de violación, malformaciones del feto o si la vida de la madre está en riesgo; mientras que otra parte de la sociedad busca que la legislación continúe blindada, como ocurre en Nicaragua, Honduras y Haití.

En 2016, según datos de Medicina Legal, en El Salvador se registraron 1.844 casos de niñas y adolescentes violentadas sexualmente, es decir, se presentaron alrededor de 5 casos diarios. Sin embargo, si una joven es abusada sexualmente y trata de poner fin a su embarazo puede terminar tras las rejas.

Actualmente existen en el país tres proyectos de ley sobre el aborto, dos que proponen su despenalización parcial y uno que plantea para la mujer que interrumpa su embarazo una pena de 50 años.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.