Saltar al contenido principal

Empresa francesa y dos de sus directivos acusados de explosiones en EEUU

Anuncios

Washington (AFP)

La filial estadounidense del grupo químico francés Arkema y dos de sus directivos fueron inculpados este viernes por explosiones producidas el año pasado relacionadas con el paso del huracán Harvey.

"Un gran jurado inculpó a Arkema North America, un importante grupo industrial francés, así como a su CEO y al jefe de la fábrica", situada en el estado de Texas, en la que tuvieron lugar las explosiones, señala un comunicado del tribunal de Harris, en Texas.

Todos ellos fueron juzgados "responsables" de la aparición de "una nube tóxica sobre la comunidad de Crosby (cercana a Houston, NDLR) durante el huracán Harvey".

El CEO de Arkema North America, Richard Rowe, y el jefe de la usina de Crosby, Leslie Comardelle, fueron inculpados, entre otros motivos, porque "las empresas no toman decisiones (pero) las personas sí", explicó el fiscal Kim Ogg, citado en el comunicado.

"Aquellos que envenenan nuestro ambiente serán denunciados cuando haya pruebas que lo justifiquen", agregó.

Las personas acusadas podrían recibir penas de hasta cinco años de prisión y la empresa una multa de un millón de dólares.

"A medida que el huracán se acercaba, Arkema estaba más preocupada por su producción y por sus ganancias que por la población", lamentó Alexander Forrest, responsable de la división ambiental del tribunal, que colaboró en la investigación.

El 24 de mayo, una autoridad de vigilancia industrial estadounidense estimó que la planta de Arkema en Texas no estaba preparada para un ascenso de las aguas como el que se produjo.

La Oficina de Seguridad de la Industria Química (CSB, por su sigla en inglés) determinó que esta usina, situada cerca de Houston, confió más en la experiencia personal de sus empleados que en los mapas oficiales de las zonas inundables para determinar los riesgos a los cuales estaba expuesta.

Los protocoles de seguridad de Arkema se mostraron insuficientes durante las catastróficas inundaciones provocadas por el poderoso huracán Harvey en parte de Texas a fines de agosto de 2017.

Harvey causó 68 muertes y anegó 300.000 estructuras en torno a Houston, obligando a la evacuación de unas 40.000 personas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.