Saltar al contenido principal

El Gobierno de Bangladés pide a los estudiantes que cese la protesta contra la inseguridad vial

Anuncios

Daca (AFP)

La primera ministra de Bangladés, Sheikh Hasina, pidió este domingo a los estudiantes que protestan por octavo día consecutivo que vuelvan a sus casas y cesen las manifestaciones contra la inseguridad en las carreteras, que degeneraron en enfrentamientos con la policía.

En los últimos días, miles de estudiantes bloquearon parte de la capital, Daca, para reclamar mejor seguridad en las carreteras tras la muerte de dos jóvenes atropellados por un autobús que circulaba con exceso de velocidad.

Las manifestaciones se multiplicaron rápidamente en otras partes del país y el sábado las autoridades cortaron internet en los teléfonos móviles en amplias zonas, según responsables y medios locales, para frenar la movilización.

El sábado, unos cien estudiantes resultaron heridos en enfrentamientos con la policía que lanzó pelotas de goma contra los manifestantes.

Un vehículo donde se encontraba la embajadora de Estados Unidos, Marcia Bernicat, también fue atacado por "hombres armados", pero la diplomática salió ilesa, según la embajada.

La violencia proseguía el domingo, con la policía lanzando gases lacrimógenos a una multitud que se dirigía hacia la sede del partido en el poder, la Awami League, constató un periodista de la AFP.

La primera ministra advirtió contra "terceras partes" que podrían sabotear las manifestaciones y poner en peligro la seguridad de los participantes.

"Por eso he pedido a todos los padres mantener a sus hijos en casa", declaró el domingo Sheikh Hasina desde su oficina.

También pidió a los profesores que hagan lo posible para que sus alumnos "vuelvan a clase". El sábado, unos estudiantes fueron trasladados al hospital tras haber sido atacados al parecer por grupos progubernamentales, según testigos.

- Sin internet en los móviles -

A raíz de esos hechos, los servicios de internet 3G y 4G fueron cortados durante 24 horas desde el sábado por la noche, informó el diario de mayor tirada del país, Prothom Alo.

Las redes sociales se llenaron de mensajes de usuarios confirmando su imposibilidad de conectarse a internet a través de sus teléfonos celulares.

El director de la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones de Bangladés (BTRC) dijo a la AFP que habían sido informados de una "decisión" en ese sentido por parte del gobierno, pero no precisó cuál fue exactamente la exigencia gubernamental.

"La BTRC disminuyó la velocidad del funcionamiento de internet", declaró por su parte un responsable de telecomunicaciones que pidió el anonimato.

La decisión intenta limitar la capacidad de movilización de los estudiantes y también busca frenar las críticas que circulan en las redes sobre la manera en que el gobierno está encarando las manifestaciones.

Según algunos testimonios, en los enfrentamientos del sábado hubo milicias progubernamentales que también atacaron a los manifestantes, incluyendo a personas heridas que corrieron hacia los hospitales cercanos. La policía y responsables del gobierno negaron haber atacado o disparado contra los manifestantes.

El sector de los transportes públicos en Bangladés está considerado como corrupto, no regulado y peligroso. La muerte de dos jóvenes atropellados por un autobús vehiculó la indignación contra los dirigentes en el poder.

El gobierno de Sheikh Hasina, en el poder de 2009, se enfrenta desde hace varios meses a manifestaciones. Ante las protestas estudiantiles, varios ministros influyentes han instado sin éxito a los estudiantes a que regresen a clase.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.