Saltar al contenido principal

Irán y Estados Unidos reaccionaron ante el supuesto ataque contra el presidente Nicolás Maduro

Los drones explotaron durante un acto en el que participaron el presidente Nicolás Maduro y militares en Caracas. 4 de agosto de 2018.
Los drones explotaron durante un acto en el que participaron el presidente Nicolás Maduro y militares en Caracas. 4 de agosto de 2018. Juan Barreto / AFP

Varios gobiernos han reaccionado ante el supuesto ataque en contra del presidente venezolano, Nicolás Maduro. Entre ellos, Estados Unidos, que aseguró que no tiene nada que ver en el asunto; e Irán, para reafirmar su apoyo al mandatario.

Anuncios

El supuesto ataque en contra Nicolás Maduro fue rechazado por los gobiernos de Uruguay, Ecuador, Cuba e Irán.

Durante el acto de celebración del día de la Guardia Nacional Bolivariana, el presidente Nicolás Maduro fue aparentemente víctima de un atentado contra su vida, del que salió ileso.

Dos drones que explotaron en pleno acto, pusieron en alerta al presidente y a sus guardespaldas. Poco después, Maduro no tardó y no dudó en decir que había sido un intento de asesinato por parte de la ultraderecha venezolana y colombiana, y del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

A pesar de las acusaciones realizadas por el presidente venezolano, una explosión en un apartamento situado cerca al evento militar que presidia Maduro se registró poco después. Según los bomberos que llegaron al recinto, la explosión que se produjo fue en realidad la de una bombona de combustible que se encontraba dentro del apartamento.

Las autoridades investigan el lugar donde ocurrió la explosión, así como a los alrededores. Por ahora, el Gobierno de Venezuela ya aseguró que seis personas fueron capturadas, sin dar nombres.

Gobiernos de otros países se solidarizaron con Nicolás Maduro

El Gobierno iraní, que tiene vínculos estrechos con Venezuela desde la era Chávez, condenó el que han llamado, un "atentado contra el presidente Maduro".

Según la agencia de noticias EFE, el portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán, Bahram Qasemí, describió en un comunicado lo que sucedió en Caracas como "un movimiento para crear inestabilidad e inseguridad en Venezuela".

Los cubanos no se quedaron atrás y fueron más lejos con sus declaraciones, diciendo que el ataque había sido un "acto de terrorismo". Las declaraciones del Ejecutivo cubano denunciaron "la operación en marcha" contra el Gobierno venezolano, asegurando además que hace parte de" una política de hostigamiento del imperialismo para derrocar la revolución bolivariana".

Cuba está en la lista de naciones amigas de Venezuela. Ambos comparten gobiernos con tendencia izquierdista y revolucionaria, además de ser aliados económicos desde la era Castro y Chávez.

Otros que se expresaron fueron los gobiernos de Uruguay y Ecuador. El ministerio de Relaciones Exteriores uruguayo publicó un comunicado en el que condenaron "enérgicamente" los actos de violencia ocurridos en la tarde del 4 de agosto.

Además, el Gobierno de Uruguay manifestó su "más absoluto rechazo" a cualquier acto ilegal de violencia con fines políticos, "independietemente de sus autores o destinatarios".

Por su parte, Ecuador rechazó igualmente el "uso de la violencia para alcanzar fines políticos". En el comunicado publicado por la Cancillería ecuatoriana, se dice que las explosiones "provocaron varios heridos y pusieron el peligro al presidente de Venezuela, a sus acompañantes y a otros asistentes al acto oficial".

Venezuela se defiende; Colombia y Estados Unidos también

El Gobierno venezolano describió lo que sucedió como un atentado con "artefactos voladores de tipo dron que contenían una carga explosiva".

Luego de esto, el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino, leyó un comunicado en el que declaró su lealtad al presidente Nicolás Maduro y aseguró que "bajo ninguna circunstancia" aceptará que la soberanía nacional sea vulnerada.

Los primeros en caer como los posibles autores del presunto ataque son Colombia y Estados Unidos, y más específicamente el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y personas que viven en Estados Unidos, en el estado de la Florida, como aseguró Maduro en una alocución.

La Cancillería colombiana reaccionó inmediatamente, tachando de absurdos los señalamientos: "Ya es costumbre que el mandatario venezolano culpe permanentemente a Colombia de cualquier tipo de situación", dice uno de los párrafos del comunicado de la Cancillería.

En Estados Unidos, el Consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, fue entrevistado en el programa "Fox News Sunday". Durante la emisión, Bolton aseguró que el Gobierno estadounidense no participó en lo sucedido en Caracas.

Con Reuters, AFP y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.