Barco del explorador Amundsen vuelve a Noruega un siglo después

Anuncios

Oslo (AFP)

El barco utilizado por el explorador noruego Roald Amundsen regresó finalmente a Noruega, su país de origen, este lunes, cien años después de poner rumbo al Polo Norte, anunció el director del proyecto de repatriación.

El Maud, un robusto velero con tres mástiles, valiosa reliquia de las expediciones polares noruegas, fue reflotado en 2016 después de haber pasado 85 años bajo las aguas del norte de Canadá, donde se hundió en 1930.

Tras salir de Groenlandia a finales de junio, el buque naufragado fue remolcado a través del Atlántico Norte en una barcaza y llegó este lunes por la mañana al puerto de Bergen, en el oeste de Noruega.

"El viaje fue largo pero fue bueno", declaró a la AFP el director de la operación, Jan Wanggaard.

Gracias a la financiación de tres hermanos y empresarios noruegos, el Maud será expuesto en el municipio de Asker (sureste), cerca de Oslo, donde fue botado en 1917.

"Roald Amundsen es un personaje histórico importante en Noruega", explicó Wanggaard. "Queremos contar la historia de esta expedición al pueblo noruego", añadió.

Amundsen, que fue el primero en alcanzar el Polo Sur en 1911, quería utilizar el Maud para estudiar el océano Ártico con la intención de quedarse atascado entre el hielo y navegar a la deriva por el Polo Norte.

La expedición lanzada en 1918 permitió especialmente explorar el Paso del Noroeste, aportando una gran cantidad de resultados científicos, pero la quiebra financiera de Amundsen hizo que vendiera el barco a la compañía de la Bahía de Hudson en 1925.

Rebautizado "Baymaud", el barco se hundió cinco años más tarde cerca de la orilla de la Bahía de Cambridge, en el territorio canadiense de Nunavut.