Ébola - África

Confirman 13 casos de ébola en República Democrática del Congo

Trabajadores sanitarios en una sona de seguridad en el Centro de Salud en Iyonda, cerca de Mbandaka, RDC. Archivo Junio 1 de 2018
Trabajadores sanitarios en una sona de seguridad en el Centro de Salud en Iyonda, cerca de Mbandaka, RDC. Archivo Junio 1 de 2018 Junioe D. Kannah / AFP

Las autoridades contabilizan 43 casos (13 confirmados y 30 probables) del nuevo brote de ébola que se declaró el 1 de agosto y que ha producido 33 muertes con signos del virus.

Anuncios

El virus del ébola no da tregua en República Democrática del Congo. Tan solo una semana después de que las autoridades sanitarias del país aseguraran que la epidemia anterior había llegado a su fin en el noroeste del país, un nuevo brote fue declarado el 1 de agosto. Pero las autoridades han descartado que ambas epidemias estén relacioandas ya que se produjeron a más de 2.500 kilómetros de distancia.

Este 6 de agosto se confirmaron 13 de un total de 43 casos de fiebre hemorrágica en el este del país. Las provincias de Kivu del Norte e Ituri sufren ahora el embate de esta nueva epidemia que tiene en alerta a pobladores y autoridades por igual.

El fallecimiento de una mujer de 65 años en su domicilio en la localidad de Mangina, tras una hospitalización, encendió la alerta a finales de julio. Los familiares que cuidaron de la mujer "comenzaron a mostrar síntomas luego del entierro y siete de ellos murieron", anunció el sábado 4 de agosto el Ministerio de Salud.

Para combatir la nueva epidemia, las autoridades anunciaron jornadas de vacunación a partir del próximo miércoles. La campaña estará dirigida sobre todo a quienes presten servicios de salud y a quienes hayan estado en contacto con casos de ébola.

La dificultad de vacunar en zona de guerra

Ahora la tarea de los expertos enfrenta una doble dificultad. Por un lado, preservar las vacunas del calor. Por eso se están estableciendo protocolos para mantener las dosis por debajo de cero. Tarea difícil en un país en donde las temperaturas son elevadas y sobre todo las fuentes de energía son poco confiables.

A esto se suma la zona en donde se presenta la epidemia. Esta región de Kivu del Norte y de Ituri es teatro de un conflicto armado entre un centenar de grupos armados y de violencia intercomunitaria. Entre ellos el Frente Democrático Aliado (ADF por sus siglas en ugandés), que ha aterrorizado a la población de Beni por años. Y es la zona que cuenta con el mayor número de desplazados internos en el país.

Mapa Ituri, República Democrática del Congo

La combinación de estos dos factores dificulta las labores para erradicar la enfermedad. "Estamos ante un brote de un patógeno con mayores tasas de mortalidad que cualquier otra enfermedad en el mundo, pero en un contexto de guerra", dijo el vicedirector general de la OMS para la Preparación y Respuesta ante Emergencia, Peter Salama, en una rueda de prensa en Ginebra.

La vacuna en cuestión es experimental, fabricada por el laboratorio Merck. Esta arrojó buenos resultados en la epidemia declarada controlada hace dos semanas. Las 3.000 dosis restantes en Kinshasa, la capital, serán transportadas a las áreas afectadas, cerca de la frontera con Uganda.

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24