Saltar al contenido principal

Israel construye una barrera submarina para protegerse de Hamás

Imagen aérea de la construcción de una barrera submarina en territorio israelí para evitar infiltraciones de Hamás desde Gaza.
Imagen aérea de la construcción de una barrera submarina en territorio israelí para evitar infiltraciones de Hamás desde Gaza. Ministerio de Defensa de Israel / EFE

El ministro de Defensa de Israel describió la barrera submarina que se está construyendo en la frontera con Gaza como un "espigón inexpugnable". Mediante esa estructura Israel busca proteger sus territorios de posibles ataques de Hamás.

Anuncios

Tiene un objetivo claro: proteger a israel de posibles ataques desde Gaza. Se trata de una valla submarina que, cuando esté terminada, se elevará seis metros por encima del agua y medirá 200 metros de largo y 50 de ancho.

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, la describió como un "espigón inexpugnable" sobre el que Israel planea establecer una estructura defensiva. Según anunció Lieberman, el ministerio prevé finalizar el proyecto a finales de 2018.

Según informó el diario The Times of Israel, cuando se inició la construcción del enclave -situado en la playa de Zikim, adyacente a Gaza- a finales del pasado mayo, el ministro Lieberman dijo que la barrera está diseñada para soportar el oleaje y mantenerse de pie durante años.

"Continuamos trabajando intensamente para construir obstáculos terrestres y marítimos en torno a Gaza. Hamás está perdiendo su capacidad de atacar a Israel constantemente", escribió Lieberman en su cuenta de Twitter.

Según informó el Ejército, el espolón tendrá tres niveles, uno subterráneo, de algunas docenas de metros, cuyo objetivo de detectar y destruir túneles que pretendan penetrar territorio israelí, otro de cemento armado y otro conformado con alambre de espino. Además, toda la estructura estará protegida por otra valla de alambre.

Israel decidió iniciar la construcción de esta infraestructura después de que cuatro buzos del comando naval de Hamás penetraran por el mar en territorio israelí durante la guerra de Gaza en 2014. Los cuatro militantes cargaban armas automáticas, granadas de fragmentación y explosivos que arrojaron contra un tanque israelí.

Todos murieron en un ataque del Ejército, que combatió la ofensiva por mar, tierra y aire, unos 40 minutos después de su entrada, en una acción militar que fue criticada como lenta e ineficaz.

Esta muralla marítima se suma a la barrera que Israel construye desde 2016 en el borde con Gaza. La moderna muralla, de 60 kilómetros de largo y dotada con sensores, estará terminada a finales del próximo año, según las previsiones de Israel.

Con EFE y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.