Sanciones

El 7 de agosto entran en vigor las sanciones económicas de EE. UU. a Irán

El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, habla durante una conferencia de prensa en una reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la ASEAN. Singapur, el 4 de agosto de 2018.
El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, habla durante una conferencia de prensa en una reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la ASEAN. Singapur, el 4 de agosto de 2018. Edgar Su / Reuters

El 7 de agosto entrará en vigor la primera tanda de sanciones económicas a Irán, impuestas por el presidente Donald Trump. Afectarán al comercio de dólares, oro y metales preciosos, además de negocios con carbón y software industrial.

Anuncios

El domingo 5 de agosto, el secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que Estados Unidos tiene la intención de aplicar nuevamente y de forma completa las sanciones económicas contra Irán a principios de esta semana.

Las sanciones estadounidenses, que se aplicarán en dos tandas, fueron impuestas después de la retirada en mayo pasado de EE. UU. del acuerdo nuclear multilateral con Irán de 2015. La primera tanda se impondrá el martes 7 de agosto, según informó a la agencia de noticias Reuters un funcionario del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

"Es una parte importante de nuestros esfuerzos para hacer retroceder a la actividad maligna iraní", dijo Pompeo en referencia a las actividades vinculadas al enriquecimiento de uranio que adelanta el país persa y agregó que "Estados Unidos va a hacer cumplir estas sanciones".

Las sanciones afectarán al comercio de dólares, de metales y de software industrial

A pesar de la negativa de los aliados europeos, el presidente Donald Trump sacó en mayo a Estados Unidos de un acuerdo firmado en 2015 con China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania e Irán, bajo el cual se levantaron sanciones económicas internacionales a cambio de imponer restricciones al programa nuclear de Irán.

Washington volverá a imponer sanciones al comercio de dólares estadounidenses en Irán, así como al de oro y metales preciosos. Sus negocios con metales, carbón y software industrial también se verán afectados.

Además de eso, Estados Unidos ha dicho a otros países que deben suspender las importaciones de petróleo iraní a partir de principios de noviembre. De no hacerlo, deberán hacer frente a represalias financieras por parte de Estados Unidos.

La aviación comercial se verá igualmente afectada, pues, compañías estadounidenses han cancelado la venta de aviones a Irán. Sin embargo, el pasado fin de semana, cinco aviones de la empresa franco-italiana ATR llegaron a Teherán, lo que representó un acto simbólico contra el bloqueo de Estados Unidos.

Mike Pompeo será el encargado de anunciar las sanciones contra Irán

Estados Unidos presiona ante la crisis en Irán

El domingo 5 de agosto, estallaron protestas contra Gobierno de Irán en algunos centros urbanos como Teherán o la ciudad de Kazeroon. Durante los disturbios en la capital, una persona murió tras haber recibido un disparo. Las agencias de noticias iraníes negaron que hubiera sido responsabilidad de las fuerzas de seguridad.

El secretario de Estado de Estados Unidos dijo en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter que su país está "profundamente preocupado por los informes sobre la violencia del régimen iraní contra ciudadanos desarmados" e instó a respetar los derechos humanos, aunque no llegó a pedir un cambio de régimen en Teherán.

Respecto a las sanciones, Pompeo también afirmó que hará falta un "cambio enorme" por parte de Irán para salir de las nuevas sanciones de Estados Unidos, aunque dijo que "estaremos felices de hablar si hay un acuerdo que sea apropiado, que pueda conducir a un buen resultado".

La semana pasada, el presidente Trump se mostró abierto a negociar con Teherán "sin condiciones previas", rompiendo con la estricta línea de comunicación que había mantenido hasta el momento con el país persa. Sin embargo, la propuesta fue rechazada rápidamente por las autoridades iraníes, que consideraron necesario que Estados Unidos regrese al acuerdo nuclear antes de iniciar un eventual diálogo.

Trump respondió, a través de su cuenta en Twitter que, haya o no haya reunión, es problema de los iraníes si aceptan un posible encuentro.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24