Inteligencia de Guatemala espió ilegalmente a críticos, según diario

Anuncios

Ciudad de Guatemala (AFP)

El gobierno de Guatemala espió y vigiló de manera ilegal con equipos de alta tecnología a periodistas, políticos, diplomáticos y otros críticos entre 2012 y 2015, según reveló este martes una investigación del periódico Nuestro Diario.

El reporte de Nuestro Diario, uno de los principales medios de prensa del país, destacó que la Dirección General de Inteligencia Civil (Digici), adscrita al ministerio del Interior, compró equipos y programas de alta tecnología como Pegasus, un malware que se infiltra en teléfonos celulares y puede activar de forma remota la cámara y micrófono del aparato.

La dependencia intervino las comunicaciones telefónicas tras la adquisición de la tecnología a través de un "traficante" israelí por unos 12 millones de dólares, indica la investigación.

Nuestro Diario señaló en su reporte que las intervenciones y seguimientos se hicieron entre 2012 y 2015, durante la administración del expresidente Otto Pérez, actualmente preso y a la espera de que se inicie un juicio por su vinculación a un fraude en las aduanas que le obligó a renunciar.

"Consultados exespías de la Digici, que realizaron estas prácticas, el común denominador de las víctimas era que confrontaban al gobierno del Partido Patriota, alentaban la lucha contra la corrupción y las manifestaciones", señaló la publicación firmada por los periodistas Ángel Sas y Coralia Orantes.

"Entre los vigilados" por la Digici, de acuerdo con la investigación, resaltan los nombres del exembajador de Estados Unidos, Todd Robinson, el exjuez colombiano Iván Velásquez, jefe de una misión anticorrupción de la ONU en Guatemala y la diputada opositora Nineth Montenegro.

También se incluyen dirigentes campesinos, otros congresistas y José Rubén Zamora, director del diario El Periódico, entre otros.

Nuestro Diario publicó el lunes la primera entrega del presunto espionaje estatal y este martes detalló la identidad de las víctimas. En el transcurso de la semana aportará otros detalles de la investigación como el perfil de los espías.

Por este caso, el Procurador de los Derechos Humanos Jordán Rodas señaló que abrió un expediente de oficio "ante la gravedad de los posibles hechos de espionaje por parte del" gobierno revelados en la investigación.

Mientras que el ministro del Interior, Enrique Degenhart, rechazó la posibilidad de que el gobierno actual posea una red de espionaje ilegal para vigilar a detractores.

En México, un grupo de activistas y periodistas denunciaron legalmente en 2017 al gobierno de ese país por intervenir también sus teléfonos móviles también con Pegasus, según documentó una investigación periodística que fue rechazada por la presidencia.