Saltar al contenido principal

Primo del presidente Macri reconoce que pagó sobornos al kirchnerismo

Ángelo Calcaterra, empresario argentino y primo del presidente Mauricio Macri en Buenos Aires. 3 de septiembre de 2012.
Ángelo Calcaterra, empresario argentino y primo del presidente Mauricio Macri en Buenos Aires. 3 de septiembre de 2012. Enrique Garcia Medina / Reuters

Ángelo Calcaterra se presentó libremente ante el juez que investiga una presunta red de sobornos en Argentina y aseguró que fue presionado por funcionarios kirchneristas para realizar aportes ilegales a las campañas electorales de 2013 y 2015.

Anuncios

El primo del presidente Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra, admitió que pagó sobornos a funcionarios de los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner (2007 – 2015).

El empresario argentino se presentó ante el juez Claudio Bonadio, quien investiga el escándalo por la presunta red de sobornos, y aseguró que fue presionado por funcionarios kirchneristas para aportar dinero a las campañas electorales del partido Frente para la Victoria en 2013 y 2015.

Calcaterra, que no fue detenido, quedó definido en el proceso como “imputado colaborador” luego de que la compañía Iecsa, la constructora de la que fue dueño hasta marzo de 2017, apareciera numerosas veces en las libretas de Óscar Centeno, exchofer del Ministerio de Planificación, quien habría sido el encargado de transportar los millonarios sobornos y detallaba en esos cuadernos los trayectos que realizaba.

Héctor Javier Sánchez Caballero, exdirector ejecutivo de la constructora y quien había sido detenido el pasado 1 de agosto, quedó en libertad condicional este lunes, 6 de agosto, luego de que también fuera establecido como “imputado colaborador” en el caso.

Macri mantiene el silencio tras las declaraciones de Calcaterra

El jefe de Estado argentino, que ahora se encuentra en el ojo del huracán, mantiene el silencio luego de las declaraciones de Calcaterra. Sin embargo, previamente celebró que el escándalo “saliera a la luz” y destacó que servirá para generar un “cambio profundo en la sociedad”.

Y es que, debido al escándalo, que fue revelado hace una semana en Argentina, se han llevado a cabo numerosas detenciones y allanamientos. La investigación de la trama busca determinar si existió una "asociación ilícita" encabezada por el expresidente Néstor Kirchner y su viuda, la actual senadora y exmandataria, Cristina Fernández.

Asimismo, investiga sí los exmandatarios y otros altos funcionarios se beneficiaron de los millonarios pagos ilegales durante los 12 años que el kirchnerismo estuvo en el poder.

Según las libretas de Centeno, que es considerado un “imputado arrepentido” en el caso, la residencia presidencial y el apartamento de la familia Kirchner en Buenos Aires están marcados como destinos habituales de las bolsas de dinero que transportaba.

La senadora Fernández, citada a declarar como imputada el 13 de agosto, no puede ser detenida debido al fuero parlamentario del que goza. Sin embargo, la situación podría cambiar si Bonadio solicita al Senado que le retire el beneficio.

Con información de EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.