Mutilados de guerra inician una marcha por la paz en Afganistán

Anuncios

Herat (Afganistán) (AFP)

Una veintena de afganos mutilados, algunos de ellos en sillas de ruedas, otros con muletas, comenzaron este martes una marcha reivindicativa de centenares kilómetros a lo largo de Afganistán para pedir el final de la guerra en la que perdieron sus extremidades.

Esta caminata pacifista empezó en la ciudad de Herat, en el oeste de Afganistán, y concluirá en la capital, Kabul, en la otra punta del país.

"Empezamos esta marcha de más de 1.000 kilómetros hacia Kabul para decir al mundo que detenga la guerra", declaró a la AFP Mohammad Musa, de 40 años, quien perdió sus dos piernas en la explosión de una mina.

"La guerra no aportó nada, sólo destrucción", añadió.

Abubaker Qaderi, mutilado de su pierna izquierda, pidió un "alto el fuego permanente" en la segunda guerra de Afganistán, que empezó en 2001 con la intervención de Estados Unidos.

"Para el bien de la próxima generación, deben parar de luchar", exigió Khan Zai en declaraciones a la AFP.

Esta marcha empieza después de que hace algunas semanas otro grupo pacifista recorriera 700 kilómetros desde la ciudad meridional de Lashkar Gah hasta Kabul.

Esa caminata reivindicativa, una de las primeras de este tipo en Afganistán, llegó a la capital afgana el 18 de junio, el mismo día en que los talibanes aceptaron un alto el fuego de tres días.

El gobierno afgano podría declarar una nueva tregua a finales de agosto, coincidiendo con la celebración del Aid el Kebir (la fiesta del sacrificio).

No obstante, los talibanes siguen haciendo oídos sordos a las peticiones de los manifestantes y del gobierno afgano de que acepten negociar un acuerdo de paz, ya que prefieren discutir directamente con Estados Unidos, aunque Washington se opone a ello.