Nuevo líder conservador en España, envuelto en escándalo por su máster

Anuncios

Madrid (AFP)

El conservador Partido Popular (PP) español, desbancado recientemente del poder tras una serie de casos de corrupción, volvió a sumergirse en un escándalo ante la sospecha de que su nuevo líder, Pablo Casado, obtuviera como "regalo" un máster universitario.

Casado, de 37 años, prometió "renovación" cuando reemplazó el 21 de julio como presidente del PP a Mariano Rajoy, apartado de la presidencia del gobierno español mediante una moción de censura a causa los casos de corrupción en su partido.

Pero una juez en Madrid sospecha que Casado puede ser culpable de "prevaricación administrativa y cohecho impropio" por haber obtenido un máster en Derecho Autonómico en la universidad pública Rey Juan Carlos en 2009 sin ir a clases ni aprobar exámenes.

En un documento judicial al que tuvo acceso la AFP el martes, la juez Carmen Rodríguez-Medel afirma haber hallado evidencia de las irregularidades durante su investigación de la universidad y de otros estudiantes que consiguieron el posgrado en condiciones similares.

Rodríguez-Medel pidió al Tribunal Supremo investigar a Casado, quien goza de aforamiento por su condición de diputado y sólo puede ser eventualmente juzgado por esa corte.

Casado admitió no haber ido a clases, recordó el documento judicial, y dijo que obtuvo su diploma presentando "unos trabajos".

Pero la juez, quien no pudo citar a Casado por su aforamiento, dijo no haber encontrado ningún "rastro documental" de esos trabajos en la universidad.

La magistrada cree que Casado obtuvo el máster como un "regalo académico", al igual que otros estudiantes que recibieron trato de favor.

La universidad madrileña Rey Juan Carlos fue donde la compañera de partido de Casado, Cristina Cifuentes, obtuvo ese mismo máster en dudosas circunstancias, lo que derivó en un escándalo conocido como el "mastergate".

Debilitada por haber estado semanas en los titulares, Cifuentes renunció a la presidencia regional de Madrid en abril, al divulgarse un video en el que se le ve abonando a un guardia de seguridad de un supermercado el importe de dos cremas cosméticas descubiertas dentro de su bolso sin haber pasado por caja.

Casado descartó el lunes la posibilidad de renunciar y dirigentes del PP salieron en su defensa.

"Los inocentes no deben dimitir", dijo el martes a periodistas el secretario general del partido conservador, Teodoro García.

Según él, Casado conserva los trabajos del máster.

"Lo que me extraña mucho es que nadie ha hecho el mismo escrutinio con ninguno de los miembros del Partido Socialista que han falsificado evidentemente su curriculum", apuntó García.

Citó como ejemplo al secretario general del Partido Socialista en Madrid, José Manuel Franco, quien en abril admitió una "irregularidad" en su curriculum, donde figuraba como licenciado en Matemáticas sin haber terminado la carrera.