Transición en México

López Obrador y Peña Nieto comenzaron la transición de Gobierno en México

El presidente de México, Enrique Peña Nieto recibió al mandatario electo por los mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, en el Palacio Nacional
El presidente de México, Enrique Peña Nieto recibió al mandatario electo por los mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, en el Palacio Nacional EFE / Presidencia de México

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador y el actual mandatario, Enrique Peña Nieto, comenzaron la transición de gobierno con acuerdos que buscan presentar ante el Congreso, el cual será instalado el 1 de septiembre.

Anuncios

Con su encuentro, Peña Nieto y López Obrador comenzaron formalmente una transición que deberá culminar por completo el próximo 1 de diciembre.

“Me reuní con el presidente electo, López Obrador, a quien le reiteré la disposición del Gobierno de la República de apoyarlo y colaborar para una transición eficiente y eficaz en beneficio de México” dijo Peña Nieto en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

Tras un encuentro a puerta cerrada que se prolongó por unos 90 minutos, López Obrador destacó la importancia de que la reunión transcurrió en “buenos términos”, un aspecto que facilita la transición de mando.

“Que no haya ningún motivo para que el país afecte su marcha en lo económico, en lo financiero, en lo político”, deseó el actual presidente Enrique Peña Nieto, en el Palacio Nacional, sede del poder ejecutivo en México.

El paquete de propuestas para la transición

López Obrador confirmó que acordó con Peña Nieto presentar ante el nuevo Congreso una serie de propuestas para realizar reformas constitucionales que permitan la creación de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y que ésta entre en funciones con el nuevo gobierno.

La idea de López Obrador es que la nueva SSP se encargue de la seguridad que, en la actualidad y de acuerdo a la ley, está bajo tutela de la Secretaría de Gobernación. Para llevar a cabo dicho cambio, en caso de ser aprobado, deben realizar una reforma a la Constitución.

El mandatario electo también propuso iniciar el proceso de elección del nuevo fiscal general de la República, dado que su nombramiento corresponde al Congreso, organismo que tiene en cuenta los nombres que propone el Ejecutivo mexicano.

Antes de esta serie de reuniones de trabajo, López Obrador fue recibido por el presidente Peña Nieto el 3 de julio en su condición de ganador de los comicios del 1 de julio. En dicho encuentro, el referente del movimiento Morena dijo que la transición comenzaría formalmente al ser declarado presidente electo, un hecho que ocurrió recientemente a manos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Debido a la falta de ese nombramiento oficial, López Obrador no puedo asistir a la XIII Cumbre Presidencial de la Alianza del Pacífico, realizada el pasado mes de julio en Puerto Vallarta. Aun así, aprovechó para efectuar nombramientos, designaciones y presentar programas y proyectos que comenzarán a partir del 1 de diciembre.

Además, el mandatario electo de los mexicanos pudo reunirse con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y la ministra de exteriores de Canadá, Chrystia Freeland

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24