Israel-Palestina

"Pacto de calma" en Gaza, tras dos días de bombardeos

Palestinos se reúnen alrededor de un edificio después de que fuera bombardeado por un avión israelí, en la ciudad de Gaza, el 9 de agosto de 2018.
Palestinos se reúnen alrededor de un edificio después de que fuera bombardeado por un avión israelí, en la ciudad de Gaza, el 9 de agosto de 2018. Mohammed Salem / Reuters

Bajo una nueva intervención de Egipto, las milicias palestinas de la Franja anunciaron un paro armado que Israel no confirmó, pero que puso fin a un nuevo brote de violencia. Una calma que se pondrá a prueba con las protestas del viernes.

Anuncios

Un viernes más, el foco está puesto en la Franja de Gaza. Tras dos días de bombardeos y gracias a la mediación de Egipto y de la ONU, por el momento la frontera se respira tranquila luego de que las milicias palestinas, lideradas por Hamás, anunciaran un acuerdo de “calma por calma” con Israel.

Un paro armado, no confirmado por los israelíes, que volverá a ponerse a prueba con nuevas protestas este viernes, que siguen a las iniciadas el 30 de marzo a raíz de las manifestaciones conocidas como la 'Gran Marcha del Retorno'.

Por ahora, las comunidades palestinas e israelíes adyacentes a la frontera despertaron en relativa calma. Incluso el Ejército de Israel comunicó a sus residentes que podían abandonar los refugios anti-bombardeos y regresar a sus rutinas diarias, manteniendo algunas restricciones de seguridad.

Ya que oficialmente, el Gabinete de seguridad de Israel (Comité Ministerial de Asuntos de Seguridad Nacional), dio la orden al Ejército “de continuar actuando con fuerza contra los elementos terroristas”.

El sistema antimisiles de Iron Dome dispara un misil interceptor mientras se lanzan proyectiles desde Gaza hacia Israel, cerca de la ciudad sureña de Sderot, Israel, el 9 de agosto de 2018.
El sistema antimisiles de Iron Dome dispara un misil interceptor mientras se lanzan proyectiles desde Gaza hacia Israel, cerca de la ciudad sureña de Sderot, Israel, el 9 de agosto de 2018. Amir Cohen / Reuters

Todo después de que, desde el miércoles, 180 proyectiles fueran disparados desde el enclave con la respectiva respuesta de más de 150 bombardeos israelíes, según datos del Ejército israelí. El movimiento palestino Hamás llegó a alcanzar por primera vez desde 2014 una zona despoblada de Bersheva, a 40 kilómetros de la Franja, mientras que la aviación israelí destruyó un centro cultural en Gaza.

Enfrentamientos que dejaron tres muertos, entre ellos una mujer palestina embarazada, su hijo de 18 meses y un militante de Hamás, además de siete israelíes heridos.

No es la primera vez que las milicias palestinas e Israel alcanzan una tregua, comunicada por Hamás, siempre bajo la sospecha de una calma poco duradera. Es por eso que Egipto y las Naciones Unidas han intentado reforzar su intervención en la zona fronteriza para evitar más muertes, que ya alcanzan 158 fallecidos del lado palestino y un soldado del lado israelí en lo que va del año.

Con Reuters, EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24