Woodland sorprende en primera jornada del Campeonato de la PGA, Woods sufre

Anuncios

San Luis (Estados Unidos) (AFP)

El estadounidense Gary Woodland, quien nunca ha terminado un "major" entre los 10 primeros, lidera el Campeonato de la PGA tras la disputa de la primera jornada con una tarjeta de 64 golpes, seis bajo par, en el Bellerive Country Club, donde Tiger Woods sufrió y quedó lejos de los puestos de vanguardia.

Woodland, uno de los últimos en salir, ocupa el puesto 44 de la PGA y su mejor resultado hasta el momento ha sido un duodécimo lugar en Bellerive, en 2011, así como en el Abierto Británico en 2016.

"Cuando acierto con mis putts, me pongo en marcha. Ha sido genial ver cómo entraban", resumió en el campo de San Luis, en Missouri.

A sus 34 años, el originario de Kansas firmó siete birdies y un solo bogey y le arrebató el primer lugar a su compatriota Rickie Fowler, especialista en finalizar entre los cinco primeros de los cuatro "majors" sin ser capaz de sumar un triunfo en su palmarés.

"Definitivamente estoy contento con mi inicio. Veremos si podemos seguir así. Me mantengo libre de estrés, simplemente jugando para mí", había señalado Fowler tras una primera jornada en la que Tiger Woods tuvo dificultades para mantener la regularidad durante los 18 hoyos.

"Simplemente hay que aguantar. Estaba golpeando bien la bola", dijo el 'Tigre' tras un comienzo horrible.

El ganador de 14 torneos de Gran Slam, que volvió al circuito hace ocho meses luego de ser sometido a una fusión espinal, llegó a mandar incluso la bola al agua en el hoyo 11 pero fue capaz de encauzar el rumbo con un birdie en el 12 para terminar con 70 golpes, el par del campo.

"Estoy contento de estar a cinco (golpes de la cabeza)", apuntó.

Woods no fue el único que vivió un inicio complicado. El norirlandés Rory McIlroy, con cuatro torneo de Gran Slam en su palmarés, selló un bogey en el 10 y otro en el 18 para finalizar su tarjeta del día a cinco del líder.

"No fue nada fácil. Podría haberlo hecho un poco mejor", comentó.

El español Jon Rahm, por su parte, terminó el día con -2, a cuatro golpes de la cabeza, igual que el joven prodigio chileno Joaquín Niemann, mientras que los también ibéricos Sergio García y Rafa Cabrera Bello dejaron el campo el jueves con 70 golpes, a seis del liderato.

Adrián Otaegui y Jorge Campillo, quienes debutan en el torneo, tendrán difícil pasar el corte tras sellar 73 y 78 respectivamente.