Saltar al contenido principal

Un empleado de la aerolínea Horizon Air roba un avión y se estrella cerca de Seattle

Un Horizon Air Bombardier Dash 8 Q400, que fue secuestrado, vuela sobre University Place, Washington, EE. UU., antes de estrellarse en el estrecho de Puget, el 10 de agosto de 2018.
Un Horizon Air Bombardier Dash 8 Q400, que fue secuestrado, vuela sobre University Place, Washington, EE. UU., antes de estrellarse en el estrecho de Puget, el 10 de agosto de 2018. John Waldron / Reuters

Un trabajador de Horizon Air tomó un avión sin pasajeros, despegó sin permiso y se estrelló poco después en el estrecho de Puget. Una acción calificada de “suicida” por la Policía, la cual descarta que se trate de un acto terrorista.

Anuncios

Robó un avión y momentos después se estrelló. Esto es lo que hizo un trabajador de la compañía aérea Horizon Air, subsidiaria de Alaska Airlines, el viernes 10 de agosto por la noche, en el Aeropuerto Internacional Seattle-Tacoma ubicado en el estado de Washington.

Según informaron las autoridades aeroportuarias, un “agente de servicio terrestre” de 29 años de edad, tomó un Bombardier Q400 de un área de mantenimiento e inició el despegue sin autorización a las 8.00 hora local.

Aunque al inicio se creyó que se trataba de un “mecánico”, las autoridades terminaron concluyendo que debía tratarse de un agente de tierra ya que este tipo de trabajadores, pese a no tener formación de piloto, saben dirigir aviones en un despegue.

Durante más de quince minutos permaneció en el aire, seguido por dos aviones militares caza F-15 que lo interceptaron desde Portland, hasta que tras varias piruetas peligrosas terminó estrellándose en una isla del estrecho de Puget, entre Tacoma y Olympia.

“Las acrobacias que estaba haciendo en el aire o la falta de nociones de vuelo ocasionaron el accidente”, indicó el Sheriff del Departamento del condado de Pierce, subrayando que los cazas de la Fuera Aérea no estuvieron involucrados en la colisión.

Un acto “suicida” por parte del empleado

Para las autoridades, que investigan las razones del robo, se trata de un acto “suicida”. Ya que el avión, de capacidad para 76 personas, se encontraba vacío y no hay indicios de un intento de terrorismo en coordinación con otra persona.

“Estamos trabajando para descubrir todo lo que podamos sobre lo que sucedió (…) El FBI continúa trabajando con nuestros socios estatales, locales y federales para lograr una panorámica completa de lo ocurrido con la aeronave Horizon esta noche”, expresó la agencia.

Según el pasajero Ben Schaechter, simplemente “un piloto o un loco se volvió desagradable y despegó un avión pasando por alto las órdenes de la torre de control”.

Con EFE, Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.