Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

CULTURA

Los Cholos: "Visibilizamos la música tradicional que está viva"

Saber más

CULTURA

La guerra que arrasó con el arte de Mosul y Palmira

Saber más

EN PRIMERA PLANA

La incertidumbre reina a seis meses del Brexit

Saber más

ELLAS HOY

Mujeres con cabello afro o rizado buscan cambiar patrones de belleza

Saber más

REPORTEROS

Las milicias: una historia de terror que amenaza a Río de Janeiro

Saber más

Cultura

Un adiós a las letras del Nobel de Literatura V.S. Naipaul

© Ruud Hof / AFP | El escritor de Trinidad y Tobado Vidiadhar Surajparasad Naipaul firma el 13 de enero de 1991 en Ámsterdam la traducción holandesa de su novela reciente "India: A Million Mutinies Now".

Texto por Janira Gómez Muñoz

Última modificación : 12/08/2018

El reconocido escritor, originario de Trinidad y Tobago, falleció a los 85 años en su casa de Londres. Sus orígenes caribeños e hindúes le llevaron a dejar un legado de novelas y relatos sobre la realidad de las antiguas colonias.

Desde este sábado 11 de agosto, la literatura cuenta con una pluma menos. Y es que el escritor Vidiadhar Surajprasad Naipaul (V.S. Naipaul), premio Nobel de Literatura en 2001, falleció en su casa de Londres a los 85 años, según comunicó su familia y luego la cadena BBC.

"Fue un gigante en todo lo que logró. Murió rodeado por aquellos que él amaba, habiendo vivido una vida llena de maravillosa creatividad y empeño", expresó su segunda esposa, Lady Naipaul.

Reconocido por ser un retratista de las gentes invisibles y los imperios en declive, la carrera de V.S. Naipaul empezó cuando a los 18 años (1953) decidió mudarse a Reino Unido, tras recibir una beca de la Universidad de Oxford para explorar la literatura inglesa.

Un estudio que no habría sido el mismo si no hubiera nacido un 17 de agosto de 1932 en las Antillas, en Puerto España, capital de Trinidad y Tobago, en el seno de una familia hindú de orígenes humildes.

De ahí fluyeron todas sus letras e ideas sobre la realidad de las antiguas colonias, especialmente de Asia y África, que hoy están plasmadas en más de treinta novelas, relatos de viaje y memorias. Sin duda su tema por excelencia y por lo que terminó siendo un verdadero símbolo del desarraigo.

Naipaul, “un trotamundos literario”

Fruto de esa esencia son las obras “Una casa para el señor Biswas” (que incluye elementos autobiográficos), “En un Estado libre” y “Un recodo en el río”. Su primer título, “El Sanador místico”, publicado en 1957, recién instalado en Londres, no recibió buenas críticas, pero le valió el Premio John Llewellyn Rhys Memorial para jóvenes autores.

Aunque el mayor reconocimiento le llegaría 40 años más tarde, en 2001, con el Premio Nobel de Literatura por “haber unido la perceptiva narrativa y el control incorruptible en obras que nos obligan a ver la presencia de historias suprimidas”.

La misma Academia sueca lo calificó como un “trotamundos literario” por recorrer las vidas de los migrantes indios en el Caribe e inspirarse también de países como Indonesia, Irán, Pakistán o Malasia para describir el mundo árabe, cuya religión consideraba que intentaba eliminar a las otras culturas, especialmente en la época poscolonial donde las sociedades estaban “hechas a mitad”, según él.

V.S. Naipaul, ganador del Premio Nobel de Literatura 2001, aplaudido por otros galardonados en Estocolmo. © Jonas Ekstromer / Scanpix Sweden / AFP

Porque al margen de su carrera, Naipaul no estuvo exento de polémicas por su visión de la religión, la política, las relaciones amorosas, por supuesto los países poscoloniales e incluso la misma tradición literaria.

Con el escritor indio-británico Salman Rushdie era con quien más reñía, pero no como para evitar que este lo haya recordado en su muerte como un “hermano mayor”. "Estuvimos en desacuerdo toda nuestra vida, sobre política, sobre literatura, y siento como si acabara de perder a un amado hermano mayor", dijo en las redes el autor de los "Versos Satánicos".

"En su mejor momento podía escribir con enorme ternura y buen humor sobre personas cuyas vidas habían sido borradas por las narrativas coloniales", asegura la novelista marroquí-estadounidense Laila Lalami.

“La máscara de África” fue el último libro de no ficción de Vidiadhar Surajprasad Naipaul, recordado ya como caballero nombrado por la reina Isabel II de Inglaterra, escritor trinitense y feroz amante de las realidades poscoloniales.

Con EFE, Reuters y AFP

Primera modificación : 12/08/2018