Saltar al contenido principal

Jornada electoral en Mali con baja participación y actos de violencia

Una funcionaria electoral muestra una papeleta durante el recuento de votos en una mesa electoral en Bamako, después de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Mali. 12 de agosto de 2018.
Una funcionaria electoral muestra una papeleta durante el recuento de votos en una mesa electoral en Bamako, después de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Mali. 12 de agosto de 2018. Michele Cattani / AFP

Mali votó para elegir presidente entre el actual mandatario Ibrahim Boubacar Keita y Soumaila Cissé bajo fuertes medidas de seguridad, sin embargo, tres empleados del ente electoral murieron.

Anuncios

Los malienses sufragaron en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en una jornada que, de acuerdo con observadores, tuvo una baja participación.

Además, varios centros de votación fueron atacados por hombres armados y tres miembros de la autoridad electoral fueron asesinada.

"Tenemos noticias de los incidentes lamentables. Creemos que las elecciones deben ser un momento de fraternidad, un momento de elección. Es lamentable que se hayan producido este tipo de incidentes y expresamos nuestras condolencias a todas las familias afectadas", señaló Desire Cadre Ouedraogo, observador del Bloque Regional de África Occidental.

Más de 8,4 millones de malienses estaban convocados a las urnas, pero solo cerca del 22 % ejerció su derecho al voto. Según datos del Grupo de Observación Ciudadana de Mali (POCIM), la afluencia de votantes fue menor que en la primera vuelta (42,7 %), debido a la inseguridad y a las lluvias que cayeron a lo largo del día.

Las autoridades policiales reportaron el asesinato del presidente de un colegio electoral por un hombre armado no identificado, no muy lejos de donde el candidato Soumaila Cisse depositó votó durante la jornada. Por su parte, el POCIM reportó que algunos votantes no pudieron ingresar a varios puntos electorales por razones de seguridad.

Denuncias de robo de urnas en varias regiones del país

En el norte de Mali, en el municipio de Diré se denunció el robo de las urnas, mientras que, en el centro, en la localidad de Duentza algunas fueron incendiadas.

En los municipios de Youwarou, Koubaye, Salsalbe y Soye, todos en la región de Mopti, las elecciones no se celebraron a causa de la inseguridad.

La primera vuelta celebrada el 29 de julio, también se vio empañada por ataques armados e incidentes en al menos la quinta parte de los centros de votación y una oleada de acusaciones de fraude por parte de la oposición, por lo que el voto en 871 colegios electorales de un total de 23.000 fue anulado.

Restablecer la seguridad será uno de los principales desafíos para el próximo presidente, en un país donde la violencia persiste principalmente en el norte por amenazas de grupos yihadistas y el aumento de asesinatos por enfrentamientos étnicos que han cobrado la vida de cientos de civiles dentro de la crisis política desde el golpe de Estado militar de 2012.

Los resultados electorales de Mali podrían tardar varios días en conocerse

Tras la primera ronda de votaciones, las autoridades electorales tardaron cinco días en dar a conocer los resultados, sin embargo, se estima que en esta ocasión al tratarse de dos candidatos y no de 24 como ocurrió en la primera fase, la decisión de los malienses se conocerá en menos.

Soumaila Cisse, de 68 años, principal líder de la oposición y ex ministro de Finanzas, dijo que confía en la victoria, a pesar de obtener menos del 18 % de los votos en la primera ronda. Entre tanto, Ibrahim Boubacar Keïta, de 73 años, se perfila como el mayor votado de la jornada, a pesar de no lograr detener el aumento de la violencia étnica y militar durante su actual mandato.

Con EFE y REUTERS.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.