Saltar al contenido principal

Afganistán: la ciudad de Ghazni en su quinto día de asedio

Dos vehículos de seguridad destruidos en Ghazni, Afganistán, el 13 de agosto de 2018.
Dos vehículos de seguridad destruidos en Ghazni, Afganistán, el 13 de agosto de 2018. Reuters

Algunos ciudadanos abandonaron la ciudad, otros permanecen atrapados en los enfrentamientos entre las tropas gubernamentales y el movimiento talibán. Los rebeldes dicen controlar la mayor parte de la ciudad.

Anuncios

El dominio de la ciudad de Ghazni es lo que se disputan las tropas afganas y el movimiento Talibán. Tras cinco días de lucha, algunos residentes lograron huir, luego de que cientos de combatientes y decenas de civiles murieran durante los enfrentamientos. La ciudad ha sido incendiada en distintas partes.

"Anoche, alrededor de las siete en punto había aviones sobrevolando Ghazni y bombardearon algunas zonas de la ciudad. Hoy, los soldados del Ejército afgano estaban presentes y no nos permitían caminar, luego logramos encontrar una forma de escapar", dijo a la agencia de noticias Reuters Abdul Ghafar, un residente de Ghazni.

No era un ataque sorpresa, pues las autoridades locales llevaban meses informando de la vulnerabilidad de la ciudad, debido al creciente control de los talibanes en los distritos circundantes.

El ministro de Defensa afgano, Tareq Shah Bahrami, informó el lunes 13 de agosto de la situación: “Hay cerca de 100 damnificados entre las fuerzas de seguridad. No puedo dar un número exacto, pero ronda esa cifra. Posiblemente hay entre 20 y 30 damnificados entre los civiles”, Bahrami también informó que 194 rebeldes habían sido asesinados y 147 heridos.

Los enfrentamientos han puesto de manifiesto la poca capacidad estatal para controlar un territorio crucial para el Gobierno. Y es que la provincia de Ghazni, y especialmente su ciudad, son un punto estratégico que comunica directamente con Kabul, la capital del país.

El movimiento talibán, a solo dos distritos de controlar toda la provincia de Ghazni

El martes 14 de agosto, las autoridades informaron que las tropas afganas habían avanzado con nuevos ataques contra las milicias de los talibanes. Estados Unidos también ha realizado ataques aéreos y enviado asesores militares para asistir al Ejército afgano. Sin embargo, el despliegue se ha visto limitado por la presencia de los civiles dentro de la ciudad.

Algunos de los residentes que pudieron escapar, informaron que los talibanes habían cortado las vías de comunicación, la energía eléctrica y el agua. También dijeron que los suministros médicos comenzaban a escasear en los hospitales y que algunos edificios del Gobierno, así como viviendas y establecimientos comerciales habían sido destruidos.

“Le pido al Gobierno y a los talibanes que paren de matar civiles”, dijo Mohammad Afzal, quien se encuentra convaleciente a causa de uno de los ataques en un hospital de la ciudad.

Por el momento los rebeldes aseguran haberse hecho con el control de la mayor parte de Ghazni, aunque el Gobierno dice controlar los edificios más importantes.

El lunes 12 de agosto tan solo dos de los 18 distritos rurales de la provincia de Ghazni estaban en manos del Gobierno. De llegar a perderlos, sería la primera vez en 17 años que el movimiento talibán controlaría la región en su totalidad.

Con Reuters y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.