Saltar al contenido principal

Malta permitirá que el Aquarius atraque en su puerto y repartirá a 5 países los 141 migrantes a bordo

Los migrantes hacen fila para obtener alimentos a bordo del Aquarius, en el Mar Mediterráneo, entre Malta y Linosa, el 14 de agosto de 2018.
Los migrantes hacen fila para obtener alimentos a bordo del Aquarius, en el Mar Mediterráneo, entre Malta y Linosa, el 14 de agosto de 2018. Guglielmo Mangiapane / Reuters

Cinco países de la UE pusieron fin a la crisis humanitaria de la embarcación Aquarius. Tras pasar casi cinco días a la deriva, la nave dejará en Malta a los migrantes, que serán distribuidos en varios países del bloque.

ANUNCIOS

Finalmente Malta accedió a recibir en su territorio a los 141 migrantes que fueron rescatados por el Aquarius el pasado viernes 10 de agosto en el Mediterráneo. Pero no los acogerá por mucho tiempo.

El Gobierno maltés indicó que, "tras las conversaciones entre Francia y Malta, varios Estados miembros de la Unión Europea, con el apoyo de la Comisión Europea, acordaron un ejercicio de responsabilidad compartida con respecto a los migrantes rescatados”.

Gracias a esta decisión, los 141 inmigrantes serán distribuidos entre Francia, Alemania, Luxemburgo, Portugal y España; adicionalmente, sobre el destino de otros 114 inmigrantes que previamente habían sido rescatados en el mar y llevados a Malta se acordó que 60 de ellos serán acogidos por varios estados miembros de la UE.

España, "un ejemplo de solidaridad"

Tras acordar la solución al problema humanitario que tuvo en vilo a varias organizaciones de DD.HH., se pronunció el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, quien anunció vía Twitter que acogerá a 60 de los migrantes.

Sánchez agregó que su país ayudó a allanar el camino para este acuerdo gracias a su decisión, el pasado junio, de acoger a 629 africanos subsaharianos que también provenían principalmente del Aquarius y que pasaron nueve días en altamar a la espera de puerto seguro, hasta que fueron recibidos en los muelles de Valencia.

Al respecto, el Gobierno de Malta afirmó que el ejecutivo español constituye "un ejemplo concreto de liderazgo y solidaridad europeo"; mientras tanto. Por otro lado, el Gobierno de Portugal anunció que recibirá a 30 indocumentados del Aquarius y de otros barcos que llegaron a Malta.

Un "problema" que concierne a los 28 Estados miembros

La decisión de repartir a los migrantes puso fin a un enfrentamiento de varios días en el que España, Túnez, Malta, Italia, Francia y hasta Reino Unido se pasaron la responsabilidad de atender a los refugiados; en medio de la protesta de Italia que exige más apoyo de sus aliados por ser una de las naciones del grupo que recibe más indocumentados.

Este último episodio muestra el lento avance en el manejo de la llegada de personas indocumentadas que buscan refugio en Europa, a pesar de que los líderes de la UE negociaron un acuerdo sobre migración en junio.

El director de operaciones de SOS Méditerranée, Frédéric Penard, dijo en una conferencia de prensa que "quizás los Estados europeos finalmente hayan entendido que esto concierne a nuestra frontera común en el sur de Europa, que este es un problema para los 28 estados miembros".

El barco Aquarius es operado por la organización franco-alemana sin ánimo de lucro SOS Méditerranée y Médicos sin Fronteras (MSF) y ya ha estado en el centro de una lucha de todo el continente sobre cómo proceder frente a la incesante llegada de migrantes.

Con Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.