Saltar al contenido principal

Argentina endurece política fiscal para el campo y la industria

Anuncios

Buenos Aires (AFP)

El gobierno argentino anunció este martes nuevas medidas de ajuste fiscal, como reducir reintegros a las exportaciones industriales y suspender la paulatina baja del impuesto a las ventas al exterior de aceites y harinas de soja, un tema sensible para el poderoso sector agrícola.

Las medidas buscan ahorrar unos 65.000 millones de pesos (USD 2.100 millones) hasta fin de 2019, informó el ministerio de Hacienda.

Las disposiciones se enmarcan en el compromiso de fuerte ajuste fiscal del gobierno de Mauricio Macri al firmar con el FMI un acuerdo para recibir un crédito por 50.000 millones de dólares.

Argentina reducirá 66% el monto en concepto de reintegros a la exportaciones industriales, de acuerdo con un sistema diferenciado por producto.

Esos reintegros buscaban compensar otros impuestos indirectos que se acumulan en el proceso de venta al exterior, pero que según la cartera económica ya fueron parcialmente compensados por una reforma tributaria y el pacto fiscal federal.

Este punto representará un ahorro fiscal de 5.000 millones de pesos (USD 168 millones) en 2018 y 29.000 millones de pesos (USD 977 millones) en 2019, precisó el comunicado.

El gobierno suspenderá además por seis meses la paulatina baja del impuesto a las exportaciones de aceites y harinas de soja, en cambio mantendrá la reducción a las ventas de porotos de soja.

Esto representará un ahorro de 1.500 millones de pesos (50 millones de dólares) en 2018 y otros 12.000 millones de pesos (USD 400 millones) en 2019.

Una de las primeras medidas de Macri al asumir en diciembre de 2015 fue anunciar la eliminación de los impuestos a las exportaciones de productos agrícolas, salvo en el caso de la soja, en el que comprometió una baja paulatina desde el 35% vigente en aquel momento.

Actualmente, la alícuota está en 26% para el poroto de soja "previendo su convergencia al 18% en diciembre de 2019", mientras que para el aceite y las harinas se redujo desde el 32% en 2015 al 23% actual y también convergerá al 18% en diciembre de 2019, según el ministerio.

Además, el gobierno federal dejará de transferir a las provincias el 30% de la recaudación provenientes de los derechos de ventas al exterior de soja, el mayor producto de exportación de Argentina.

El gobierno busca cumplir con el equilibrio fiscal que comprometió para 2020 ante el FMI, que inició el lunes una visita de revisión técnica de una semana.

El acuerdo rebajó además de 3,2% a 2,7% del PIB la meta de déficit fiscal para 2018, y a 1,3% en 2019.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.