Cataluña se ofrece a acoger el "Aquarius", a pesar del recelo de Madrid

Anuncios

Madrid (AFP)

El presidente regional de Cataluña ofreció este martes tres puertos de su región (noreste de España) para acoger al "Aquarius" con 141 migrantes a bordo, a pesar de que Madrid se muestra reticente a recibir nuevamente el buque humanitario.

En su cuenta de Twitter, el independentista catalán Quim Torra propuso los puertos de los pequeños municipios de Palamós, Vilanova o Sant Carles de la Rapita para acoger la embarcación.

El presidente catalán aseguró en su mensaje haber trasladado ya esta petición al órgano de la administración catalana encargado de gestionar los puertos públicos que son de competencia regional.

"Cataluña será siempre tierra de acogida", afirmó.

En Francia, los puertos de Sète (en el sur) y de la isla de Córcega también se postularon.

España, dirigida desde el 1 de junio por el socialista Pedro Sánchez, causó una fuerte impresión acogiendo en Valencia (este) a mediados de junio al "Aquarius" cargado con 630 migrantes que habían sido rechazados por Malta e Italia.

Pero el gobierno español se muestra ahora reticente a permitir de nuevo el desembarco de los migrantes del "Aquarius" tras las duras críticas recibidas desde la derecha, a menos de un año con varias contiendas electorales, y las protestas de las autoridades regionales socialistas de Andalucía (sur), principal puerta de entrada de migrantes, que reclaman más apoyo.

"España no es el puerto más próximo y, por lo tanto, no es el puerto más seguro para desembarcar", señaló el lunes a la AFP una fuente gubernamental española.

Madrid trabaja "intensamente" con la Comisión Europea y otros países europeos para "encontrar una solución común y solidaria ante la situación del 'Aquarius'", escribió el gobierno este martes en su cuenta de Twitter.

España se convirtió este año en la primera puerta de acceso por mar de los migrantes clandestinos a Europa.

Desde principios del año, más de 25.000 migrantes llegaron a bordo de embarcaciones precarias, según el último balance del organismo de la ONU encargado de las migraciones, lo que triplica la cifra de 2017 en el mismo periodo.

Sólo entre lunes y martes, los guardacostas españoles aseguraron haber rescatado a más de 400 personas.

Desde la llegada del "Aquarius", España abrió tres veces sus puertos a un buque humanitario con migrantes rescatados frente a Libia.

En la última ocasión, el barco de la oenegé española Proactiva Open Arms desembarcó el 9 de agosto en Algeciras (sur) a 87 migrantes originarios sobre todo de Sudán y Sudán del Sur.

En ese momento, Madrid aseguró que estos socorridos no recibirían un trato de favor respecto a los cientos que llegan semanalmente a Andalucía, cuyo sistema de acogida está desbordado.