Pederastia en Chile

Chile: fiscalía allana Conferencia Episcopal en investigación por abusos a menores

Miembros de la policía de investigaciones criminales, ingresan al obispado militar en Santiago, durante un allanamiento el 09 de agosto de 2018.
Miembros de la policía de investigaciones criminales, ingresan al obispado militar en Santiago, durante un allanamiento el 09 de agosto de 2018. Ramon MONROY / AFP

la Fiscalía de Chile allanó otra sede eclesiástica en búsqueda de pruebas contra miembros de la Congregación Marista. Además, la Cancilleria pidió informaciones al Vaticano sobre 9 clérigos.

Anuncios

Chile continúa siendo escenario de investigaciones para esclarecer las decenas de casos de abusos sexuales a menores y encubrimiento por parte de los integrantes de la iglesia católica de este país.

Este 14 de agosto se llevó a cabo un allanamiento a la sede de la Conferencia Episcopal chilena ubicada en Santiago de Chile, la capital. Bajo el liderazgo del fiscal Raúl Guzmán, policías y oficiales buscaron pruebas sobre los presuntos casos de pederastia cometidos por los miembros de la Congregación Marista.

Según la agencia de noticias EFE, al menos una decena de religiosos Maristas han sido denunciados por abusos sexuales a cerca de treinta de niños en colegios de la congregación desde la década de 1970.

En el sitio web de la Congregación de los Hermanos Maristas, puede leerse: "Somos 3.0000 hermanos, diseminados en 80 países de los cinco continentes. Compartimos nuestra tarea de manera directa con más de 72.000 laicos maristas atendiendo a 654.000 niños y jóvenes".

Las autoridades chilenas ya comenzaron a investigar en seis sedes eclesiásticas, tres de ellas en la capital chilena y las otras dos en la sureña región de La Araucanía.

Chile solicita al Vaticano expedientes investigativos

La Cancillería chilena entregó al Vaticano la solicitud de la Fiscalía para obtener los expedientes canónicos que involucran a nueve clérigos chilenos investigados por abusos sexuales.

Tras años de silencio, la visita del Papa a Chile en enero de 2018 se dio en plena polémica en la nación trasandina por la revelación de casos de abusos a menores y encubrimiento por parte de las autoridades eclesiásticas. Además se registraba una fuerte caída del número de fieles en la iglesia católica.

Pocos semanas después de su gira en América Latina, el Papa Francisco mandó al arzobispo de Malta, Charles Scicluna, para investigar acusaciones contra el clérigo Juan Barros por ocultar supuesta información de abusos a menores cometidos por su mentor, el sacerdote Fernando Karadima.

El "informe Scicluna", que resultó de las investigaciones, es un extenso documento de 2.300 páginas que recopila antecedentes de abusos sexuales cometidos por miembros del clero del país austral.

En julio, los 34 obispos del país fueron convocados al Vaticano donde presentaron sudimisión. El papa aceptó la renuncia de 5 de ellos.

Al día de hoy, la fiscalía chilena está investigando 38 casos de abusos que involucrarían a 73 sospechosos y 104 víctimas, la mayorïa de estas eran menores cuando occurieron los abusos.

El Papa y la Iglesia chilena piederon perdón por los abusos cometidos.

Con EFE y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24