Saltar al contenido principal

Dos ataques dejan decenas de muertos en el oriente y norte de Afganistán

Policías afganos llegan al sitio de la explosión en Kabul, Afganistán, el 15 de agosto de 2018.
Policías afganos llegan al sitio de la explosión en Kabul, Afganistán, el 15 de agosto de 2018. Omar Sobhani / Reuters

Un ataque suicida en un centro educativo en Kabul dejó alrededor de 48 personas muertas, según el Ministerio de Salud. Horas antes, un atentado contra un puesto de control de la policía causó la muerte a cerca de 44 uniformados.

Anuncios

Una jornada de terror vivió Afganistán este 15 de agosto. El ataque suicida en un centro educativo en Kabul ocurrió alrededor de las 16:00 (hora local) justo cuando un hombre hizo detonar los explosivos que portaba en un chaleco adherido a su cuerpo.

El saldo parcial de víctimas mortales: 48 personas. El lugar atacado es una escuela privada de Kabul en la que principalmente estudian menores de edad, aseguró Hashmat Stanekzai, portavoz de la Policía de esa ciudad.

El vecindario de Kabul donde se registró el atentado es Dasht-e-Barchi, zona en el occidente de la capital que alberga un gran número de personas pertenecientes a la minoría chií, objetivo usual de la insurgencia en Afganistán.

Mapa de Dasht-e-Barchi, Kabul (Afganistán)

Sin embargo, ningún grupo se adjudicó el ataque de forma inmediata. La agencia de noticias Reuters reportó que el Talibán emitió una declaración en la que rechazó estar involucrado en el ataque.

44 muertos deja ataque a puesto de control policial

Horas antes del ataque en Kabul, en la provincia de Baglan, norte del país, decenas de insurgentes lanzaron un ataque contra un puesto de control de la Policía.

Hanif Rezaee, portavoz de un cuerpo del Ejército, a cargo del norte de la nación, explicó que decenas de soldados salieron de una base militar cercana para tratar de ayudar a los policías.

Pero en ese momento los refuerzos también fueron objeto de una emboscada de los talibanes, desde cuatro direcciones distintas, antes de que lograran arribar al puesto de control policial que fue atacado.

Los talibanes reclamaron la autoría de este hecho, por medio de su portavoz Zabihullah Mujahid.

Los ataques de las últimas horas se producen justo cuando autoridades y habitantes intentaban volver a la normalidad en la ciudad oriental de Ghazni.

La urbe sufrió una ofensiva, desde el pasado 10 de agosto, por parte del grupo Talibán que pretendía tomar el control de la zona.Según el Ejército, la respuesta armada de las fuerzas afganas los obligó a salir de la urbe.

El vicegobernador de Ghazni, Muhammad Ali Mubaligh, aseguró a la agencia EFE que algunos ciudadanos han vuelto a sus trabajos y han comenzado a reconstruir y limpiar las tiendas incendiadas y destruidas durante la violenta confrontación.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.